Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas pide un presupuesto propio de 341,5 millones para los primeros años del Cuerpo Europeo de Solidaridad

Aclara su base jurídica
La Comisión Europea ha pedido este martes que el nuevo Cuerpo Europeo de Solidaridad cuente con un presupuesto propio de 341,5 millones, con el objetivo de costear la creación de 100.000 plazas de aquí a 2020.
Bruselas anunció hace casi un año esta iniciativa, pero es ahora cuando la ha desarrollado en detalle, con una propuesta que incluye una dotación para los tres próximos años y una base jurídica propia.
La fase piloto del proyecto empezó a andar en diciembre de 2016, con un presupuesto provisional de 58 millones de euros, en su mayoría procedentes de la reasignación de partidas previstas para el programa Erasmus+.
Sin embargo, desde la Eurocámara habían advertido de que el cuerpo debe contar con recursos propios y no captar las partidas de otros proyectos importantes para la UE.
También se reclamaron medidas para asegurar que cuenta con un enfoque profesional y que no supondrá una amenaza para el mercado laboral por ofrecer alternativas más baratas.
Unos 30.000 jóvenes se han inscrito ya a la iniciativa y se espera llegar hasta los 100.000 de aquí a 2020, ya sea con plazas de voluntariado, de prácticas o de empleos.
Además, la propuesta revisada del Ejecutivo comunitario contempla que los participantes puedan crear sus propios proyectos de solidaridad o de presentarse en grupo a un plan de voluntariado.
El nuevo marco, por ejemplo, plantea plazas en actividades solidarias para periodos de doce meses como máximo, plazas para prácticas de entre dos y seis meses y puestos profesionales de entre dos y doce meses, sujetos a la legislación nacional.
Para los proyectos de solidaridad se permitirá a pequeños grupos de un mínimo de cinco personas diseñar y poner en marcha proyectos específicos a nivel local durante periodos de hasta doce meses.
Otra posibilidad serán las actividades establecidas a través de redes, con las que se tratará de captar nuevos integrantes para el cuerpo europeo.