Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruno y las pulseras con las que volver a sonreír a la vida

Su vida cambió a los cuatro años. Una repentina lesión en el tronco medular le impide a Bruno llevar una vida normal. Tras una larga temporada en el hospital, su familia lucha ahora incansablemente para proporcionarle la rehabilitación adecuada, un tratamiento costoso al que difícilmente se puede hacer frente. Por ello, el colegio de Bruno ha lanzado una iniciativa solidaria para recaudar fondos. También ha recibido el apoyo de otro niño muy especial, el joven artista Adrián Martín Vega, que padece una malformación congénita, ha cantado en directo temas de su primer disco 'Lleno de Vida'. Una terapia musical para que Bruno, que ahora tiene seis años, pueda superar su enfermedad.