Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El peligro de dormir la siesta entre aquellos que se dicen tus amigos

Con estos amigos, no necesitas enemigos. A este hombre se le ocurrió dormir la siesta, tras una mañana de duro bregar en el tajo. Sobre una incómoda carretilla, a modo de cama, se tumbó bajo el frescor de los árboles. Su reposo fue interrumpido por sus compañeros de trabajo que envidiosos de su siesta vuelcan la carretilla por una pendiente poniendo en riesgo la vida del hombre. Ha ocurrido en Brasil y no sabemos el desenlace...