Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Becerril ve "imprescindible" el acuerdo entre instituciones para acelerar la acogida de refugiados en España

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, afirma que la cooperación y acuerdos entre el Ministerio del Interior, la Secretaria General de Inmigración, las comunidades autónomas y los ayuntamientos resultan "imprescindibles" para facilitar las llegadas de refugiados y hacer posible las reubicaciones posteriores, pues, a su juicio, el número de personas que ha acogido España por ahora es "bajo".
"Para cumplir el compromiso europeo adquirido deberíamos acoger a 7.580 (en España), de aquí al mes de septiembre. Esta última cifra nos hace preguntarnos dónde radican los problemas o dificultades para que las acogidas resulten tan complicadas, y los números tan bajos en España", sostiene la Defensora en un escrito con motivo de la visita la semana pasada al campo de refugiados de Trapani (Italia).
Tras conocer la situación de este lugar, uno de los cuatro 'puntos clave' de Italia, también denominados 'hotspot', Becerril señala que los procedimientos para decidir las familias y lugares de destino, por un lado, y contar con la disponibilidad y de los países que reciben, "requiere mucho tiempo".
"Sólo así se puede entender que si en el primer lugar de acogida, tras el desembarco, no están más de dos o tres días, tienen que existir algunas razones por las que sólo han llegado a España, al 12 de abril, 144 personas de las desembarcadas en Italia", añade.
La Defensora del Pueblo explica que a Trapani, donde han llegado 4.000 personas en lo que va de año, se ha remodelado un antiguo centro de internamiento que puede acoger hasta más de 400 emigrantes de los que desembarcan en los puertos más cercanos y que allí se hacen reconocimientos médicos y complejas identificaciones antes de ser, nuevamente, trasladados a otros centros desde donde salir hacia países europeos. "Los datos de Italia muestran que el mayor número de personas reubicadas lo son en Alemania, Noruega, Finlandia, Suiza y Holanda", apostilla.
Por ello, insiste que en España, de acuerdo con la distribución de competencias de las varias administraciones, es "evidente" que la cooperación y acuerdos entre instituciones y administraciones para facilitar las llegadas y hacer posible las reubicaciones posteriores, un extremo que comparte la Agencia de Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR), tanto en Italia como en España.