Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Beca Fero recae en una nueva técnica para predecir la respuesta a la inmunoterapia en pacientes con metástasis

El jefe del grupo de microambiente y metástasis en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), el doctor Héctor Peinado, ha recibido XI Beca Fero por el desarrollo de una nueva técnica de biopsia líquida para predecir la respuesta a la inmunoterapia en pacientes con metástasis.
El jurado de la XI edición de la Beca Fero, presidido por el doctor Andrés Cervantes, ha decidido adjudicar dicho reconocimiento a Peinado por su" pionera aportación", que se propone identificar nuevos biomarcadores con el fin de predecir la acción inmunosupresora del tumor, algo esencial para determinar el abordaje terapéutico correcto para cada paciente.
Actualmente, más del 90% de las muertes relacionadas con el cáncer se produce por la metástasis. En 2012, Peinado descubrió cómo las células tumorales liberan millones de exosomas al microambiente que las rodea para educarlo y favorecer así el proceso metastásico. Concretamente su proyecto está dirigido a la detección nanoplasmónica de exosomas para predecir la respuesta a la inmunoterapia en pacientes de cáncer de mama y melanoma que han desarrollado metástasis.
"Los exosomas son unas nanopartículas que contienen proteínas y acidos nucleicos que migran, a través de la sangre, a ciertos órganos predisponiéndolos a acoger las células tumorales. Junto a otros factores secretados, los exosomas son los encargados de preparar la tierra fértil para que se produzca la metástasis, incluso antes de que se liberen las células tumorales al torrente sanguíneo", explica Peinado.
El poder de la inmunología está demostrado y el desarrollo de tratamientos dirigidos directamente a los receptores CTLA-4 o PD-L1 ha revolucionado el campo de la inmunoterapia contra el cáncer, con un impacto significativo en el tratamiento del melanoma avanzado y del cáncer de mama. Sin embargo, no todos los pacientes responden a la inmunoterapia. "Es necesario el desarrollo de una nueva tecnología para predecir el estado inmunosupresor del tumor ayudando a la decisión terapéutica. En los próximos años, nuestro trabajo proporcionará una nueva prueba que podría emplearse clínicamente con el fin de identificar aquellos pacientes más apropiados para recibir inmunoterapia", afirma Peinado.
Así pues, su equipo desarrollará una innovadora tecnología para la detección de marcadores específicos en la superficie de exosomas circulantes de pacientes con cáncer de mama y melanoma. Dicho proyecto se realizará en colaboración con el doctor Quidant del Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) y los doctores Saura, Zamora, Arribas y Muñoz del hospital Vall d'Hebron de Barcelona. "Este proyecto une tres disciplinas distintas: la biología molecular, las ciencias fotónicas y la traslacionalidad", apunta Peinado.
Tras siete años de trabajo en la Universidad de Cornell en Nueva York, Peinado se unió a la plantilla del CNIO en 2015 para abrir en España nuevas líneas de investigación enfocadas a entender el microambiente tumoral y su papel en el desarrollo de la metástasis. "Hasta hace pocos años el microambiente que rodea los tumores pasaba desapercibido. Ahora sabemos que la comunicación de los tumores con su entorno local y el resto del organismo es fundamental para entender el cáncer y sus complicaciones", declara Peinado.
La ceremonia de entrega ha tenido lugar en Madrid, en el marco de una cena de recaudación de fondos que ha contado con la asistencia del presidente de la Fundación Fero, el doctor José Baselga, quien ha reconocido tanto la labor del premiado como el alto nivel del resto de candidaturas presentadas.
Asimismo, se ha dirigido a los asistentes durante el acto de entrega de la Beca poniendo énfasis en la necesidad de apoyar la investigación oncológica en España para avivar la esperanza que aportan las nuevas pruebas de detección precoz y seguir revolucionando las terapias contra el cáncer.