Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona desaparece tras una densa capa de niebla

Durante seis horas la densa niebla ha obligado a cerrar totalmente el puerto de Barcelona. Seis cruceros, un ferri y cuatro barcos de carga se han quedado fondeando hasta que pasadas las doce de la mañana han podido empezar a maniobrar. Los cruceristas han tenido que cargar en su equipaje mucha paciencia, al igual que los que se disponían a coger un vuelo. En el aeropuerto ha habido retrasos de más de media hora, cinco vuelos desviados y otros cuatro cancelados. Todo a causa de la espesa niebla que ha hecho desaparecer durante la mañana los edificios más emblemáticos de la ciudad. Un fenómeno más habitual de lo que pueda parecer en esta época del año. Santi Segalà, del Servicio Meteorológico de Cataluña, explica que el mar Mediterráneo frío y la irrupción de aire cálido producen la condensación de la humedad y la aparición de estas nieblas sobre el mar.