Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agresión en un partido de cadetes en Barcelona

La violencia en el fútbol sigue siendo una lacra difícil de erradicar, más aún si los jóvenes que practican este deporte y futuras estrellas del mismo, no reciben influencias positivas. Esto, precisamente, es lo que ocurrió hace unas semanas en un partido de la categoría cadete de la Segunda División de Barcelona. Se enfrentaban el Fontsanta Fatjó de Cornellà de Llobregat y el Molins de Rei. Después de una protesta al árbitro y una pequeña trifulca inicial, los padres del equipo local saltaron al campo sin miramientos para agredir al segundo entrenador del equipo visitante, de sólo 17 años. Mientras tanto, jugadores de no más de 16 años y el público presente fueron testigos de esta inexplicable y vergonzosa actuación.