Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega la calma a Baltimore tras las acusaciones a los seis agentes

Después de cinco días de disturbios la decisión de la fiscal Mosby ha logrado calmar los ánimos. La fiscal acusó con cargos de homicidio, agresión y arresto ilegal  a los seis policías implicados en la muerte de Fredy Gray. El anuncio fue celebrado en las calles de la ciudad. La decisión de Mosby se basó en el informe de la autopsia de Grey y una investigación interna de la policía que indican que el joven se podría haber desnucado tras haberse golpeado contra un cerrojo del furgón policial. Queda por esclarecer si fue un golpe provocado o fortuito. Para los abogados de los policías acusados la decisión de la joven fiscal es precipitada  ya que la investigación sigue en curso, y hasta que no concluya no se decidirá si los agentes son procesados. Por ahora los seis han quedado en libertad bajo fianza, pero al menos por ahora esa acusación sí ha servido para poner fin a las revueltas. Desde el lunes por la noche se suceden los disturbios más graves que se han vivido en Baltimore desde hace décadas. El toque de queda establecido desde comienzos de semana aún se va a mantener hasta que las calles de Baltimore vuelvan a la normalidad.