Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evacuadas 290 personas del Balneario de Panticosa por riesgo de aludes

Evacuadas 290 personas del Balneario de Panticosa (Huesca) por riesgo de aludescuatro.com

Un total de 290 personas (60 trabajadores y 230 clientes) han sido evacuadas esta mañana del Balneario de Panticosa, en el Pirineo oscense, establecimiento hotelero que ha decidido adelantar el cierre, previsto para el 7 de abril, por el riesgo de aludes que sufre la carretera de acceso al mismo, la A-2620.

El director del balneario, José María Teixidó, ha señalado que ya han salido todos los clientes y trabajadores y solo faltaba por salir él. Ha agregado que han decidido cerrar las instalaciones "ante la inseguridad de la carretera", que en los últimos días ha sufrido la caída de varios aludes, el último este sábado, lo que ha obligado a cortarla varias veces.
Ha apuntado que los servicios hoteleros estaban asegurados "al cien por cien", pero "el cierre de la carretera no depende de nosotros" y pìde a la Administración que solucione este problema, ya que "los últimos aludes han caído todos en el mismo punto" y "no debería ser difícil arreglarlo".
Salida de clientes y trabajadores
Fuentes del Gobierno de Aragón han indicado que técnicos de la dirección general de Carreteras han estado trabajando en esta vía desde primera hora de la mañana, creando un carril para facilitar la salida de trabajadores y clientes, que ha comenzado pasadas las 9.00 horas.
En primer lugar, han accedido al balneario las personas que este sábado, tras la caída del alud, no pudieron regresar a sus alojamientos, para después ir desalojando las instalaciones.
La salida se ha realizado escalonada ante el riesgo de caída de aludes, uno a uno, y en el operativo se ha contado con la presencia de perros especialistas en localizar a personas y con el apoyo de un helicóptero. En total, han intervenido unos 15 efectivos de la Guardia Civil y de la dirección general de Carreteras, dos palas quitanieves y camiones.
Esta vía sufrió el pasado jueves cuatro aludes, lo que hizo necesario interrumpir el tráfico por ella hasta este viernes, cuando se abrió entre las 17.30 y 19.00 horas. El sábado se reabrió, si bien el alud caído a primera hora de la tarde obligó a cerrarla de nuevo.