Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

BMS y Pfizer presentan nuevos datos de su fármaco 'Eliquis' frente a la fibriliación auricular no valvular

Las farmacéuticas Bristol-Myers Squibb (BMS) y Pfizer han presentado diferentes estudios que analizan la eficacia de su fármaco apixaban, comercializado como 'Eliquis', como tratamiento de la fibrilación auricular no valvular, incluyendo datos de su uso en la vida real, en el marco del congreso anual de la Sociedad Europea de Cardiología celebrado en Roma (Italia).
Los datos proceden del análisis de un estudio 'Aristole', que incluyó a 18.000 pacientes y cumple cinco años desde su publicación, y datos retrospectivos de estudios de vida real con más de 500.000 pacientes analizados, lo que ofrece un grupo más diverso en circunstancias de práctica clínica y refuerza los datos de ensayos clínicos previos.
Así, en uno de los análisis que evaluaron el sangrado mayor, los pacientes que nunca se habían sometido a tratamiento y lo iniciaron con apixaban tuvieron un riesgo significativamente menor de sangrado mayor en comparación con los que lo iniciaron con warfarina.
Estos datos también se confirmaron en otro estudio, en el que participaron pacientes mayores de 75 años, que reveló que apixaban era el único anticoagulante oral (respecto a dabigatran y rivaroxaban) que lograba reducciones significativas en el riesgo de sufrir un episodio de sangrado mayor en comparación con la warfarina.
El director médico global de la Unidad de Medicamentos Innovadores de Pfizer, Rory O'Connor, celebra estos datos ya que intentan "contribuir a la investigación continuada y a la discusión científica".
La alianza entre BMS y Pfizer sigue trabajando para contribuir a reducir las discapacidades y fallecimientos provocados por episodios cerebrovasculares como el ictus, primera causa de muerte en la mujer, y la trombosis.