Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid vuelve al escenario 1 en Nochevieja y se podrá aparcar en zona SER

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que el día 31 de diciembre, Nochevieja, se vuelve al escenario 1 del protocolo de anticontaminación y, en consecuencia, continuarán las medidas de limitación de velocidad a 70 kilómetros por hora en la M-30 y accesos a la capital pero se podrá aparcar en la zona SER.

En un comunicado, el Consistorio detalla que aunque los niveles de polución en la ciudad continúan siendo elevados, no se dan las condiciones para mantener el escenario 2 y, por tanto, no habrá restricciones para aparcar en la zona de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).

Ante la previsión meteorológica que sigue siendo desfavorable para los próximos días, el Ayuntamiento sigue muy pendiente de la evolución de los niveles de contaminación e irá informando de las medidas que sea necesario implementar en los próximos días.

De acuerdo con el protocolo, en función de la contaminación registrada esta tarde-noche y a la vista de la previsión actualizada de la Agencia Estatal de Meteorología, este sábado se anunciarán las medidas que corresponderá aplicar el domingo 1 de enero.

El Ayuntamiento sigue recomendando la utilización del transporte público, y el uso compartido del vehículo privado, para aquellas personas que no tengan más remedio que desplazarse en él.

Ante la persistencia de la situación atmosférica y el efecto acumulativo que tiene sobre la contaminación, las medidas contempladas en el Protocolo tienen principalmente un efecto de contención, al limitar la principal fuente emisora de dióxido de nitrógeno (NO2) que son los vehículos motorizados.

No obstante, como ya prevé el propio protocolo, se llevará a cabo una evaluación del texto y su capacidad de dar respuesta a estas situaciones de picos de contaminación para "minimizar" la exposición de la población a los contaminantes.

Esta evaluación, insiste el Consistorio, se realizará en los próximos meses, y contará con la colaboración de expertos en la materia para mejorar el protocolo en su aplicación futura.
Por otra parte, además de trabajar en la aplicación de medidas para contener los picos de contaminación, el Ayuntamiento detalla que está ultimando un "ambicioso" Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, que introducirá en la ciudad factores de cambio estructurales que reduzcan las emisiones contaminantes y creen condiciones permanentes de mejor calidad del aire y más saludable.