Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Valdepeñas declara un día de luto oficial por la muerte del dramaturgo Francisco Nieva

La Corporación municipal del Ayuntamiento de Valdepeñas (Ciudad Real) ha trasladado sus condolencias a la familia y amigos del dramaturgo, pintor y escenógrafo valdepeñero Francisco Nieva, que fue nombrado en 1987 Hijo Predilecto y en 1993 recibió la Medalla de las Letras 'Juan Alcaide' que otorga la ciudad, donde hay un Teatro Auditorio que lleva su nombre. El Ayuntamiento ha decretado un día de luto oficial y banderas a media asta en señal de duelo.
Desde el Consistorio se ha resaltado la labor en la renovación del teatro español que llevó a cabo su vecino más ilustre e internacional, "haciendo gala siempre en sus intervenciones del amor que procesaba a su tierra natal". "Los valdepeñeros lloramos su irreparable pérdida y nos sentimos orgullosos de su admirable trayectoria", ha indicado el Consistorio en un comunicado.
"Trasgresor y alegórico con un lenguaje rico y brillante, así fue el teatro que Francisco Nieva deja de herencia al mundo de las artes escénicas, con alusiones a su tierra y con influencias del barroco, romanticismo y las vanguardias, todo ello mezclado con un humor esperpéntico y grotesco".
Nieva ocupaba la silla 'J' de la Real Academia Española (RAE) desde el 29 de abril de 1990, cuando tomó posesión con el discurso 'Esencia y paradigma del 'género chico'', y cuenta en su haber con galardones de la talla del Premio Polignac de Francia (1963), el Premio Nacional de Teatro (1979) o el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, el Premio Mariano de Cavia de Periodismo (1991), el Premio Nacional de Literatura Dramática (1992), la Medalla de Oro a las Bellas Artes (1996), el Premio Max de las Artes Escénicas (2011) y el Premio Valle-Inclán (2011).
Igualmente la Corporación municipal ha reconocido la aportación que hizo a la democracia y a la libertad a lo largo de su vida, cuya máxima era: 'La palabra es la primera y la última libertad del hombre, quien trabaja para la palabra trabaja para darle alas a la libertad'.