Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Sabiñánigo decreta dos días de luto y convoca una concentración por la muerte de una niña de 8 años

El alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, ha informado de que el Ayuntamiento de esta localidad oscense ha decretado dos días de luto y ha convocado una concentración este sábado para expresar su dolor por el fallecimiento de una niña de 8 años tras sufrir, al parecer, una agresión en su domicilio en este municipio.
En declaraciones a Europa Press, el alcalde ha asegurado que los vecinos se encuentran "muy mal, muy indignados, tristes y doloridos" por la muerte de la pequeña y ha recordado que recibió la noticia de su fallecimiento este viernes, a las 23.30 horas.
Por ello, decidió reunir a primera hora de este sábado a la Junta de Portavoces y se ha acordado convocar una concentración a las 12.00 horas de este sábado en la plaza de España, ante las puertas del ayuntamiento, donde se leerá un manifiesto "de dolor, de repulsa, de pena e impotencia por lo que ha sucedido".
También se han declarado dos días de luto oficial, desde las 12.00 horas de este sábado y hasta las 12.00 horas del lunes, 10 de julio, ha precisado Lasierra.
El alcalde ha indicado que la menor estudiaba en un colegio de Sabiñánigo y cursaba tercero de Primaria. Los Servicios Sociales de Base llevaban tres meses trabajando con esta familia, ha apuntado.
La menor ha fallecido este viernes en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, tras sufrir una paliza el pasado jueves en su domicilio en Sabiñánigo. Según publica este sábado la prensa regional, la Guardia Civil ha detenido como presunto autor de los hechos al tío de la menor, un hombre de 30 años de edad que vivía con la madre y con la niña y que dio avisó a los servicios médicos indicando que la menor se había caído por las escaleras.
Sin embargo, los servicios médicos dudaron de la explicación dada por esta persona y activaron el protocolo por posibles malos tratos. Por la gravedad de sus heridas, la niña fue trasladada el jueves de Sabiñánigo al centro hospitalario de Zaragoza donde, finalmente, ha fallecido. El Juzgado de Instrucción número 1 de Jaca se ha hecho cargo de este caso y ha decretado el secreto de las actuaciones.