Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Autoescuelas avisan de posible colapso en verano para obtener el permiso por falta de examinadores y DGT lo ve exagerado

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ha alertado sobre el déficit de examinadores de la Dirección General de Tráfico (DGT), lo que podría "llevar al colapso el sistema de Formación Vial en España con el cierre de empresas y el despido de miles de trabajadores".
Tal y como afirma la Confederación, el sistema de obtención del permiso de conducir está sufriendo retrasos que bloquean la actividad de las autoescuelas debido a que la actual plantilla de examinadores de la DGT lleva congelada desde al menos los últimos cinco años.
"La situación es especialmente grave en doce Jefaturas Provinciales de Tráfico, que suponen el 48% de los permisos expedidos en España (Alicante, Baleares, Barcelona, Ciudad Real, Cuenca, Girona, La Rioja, Lleida, Madrid, Navarra, Tarragona y Valencia), en las que llegan a acumularse retrasos para realizar el examen de hasta un mes, además de cambios de fecha de última hora", denuncia CNAE.
En cambio, fuentes de la DGT han señalado a Europa Press que lo que sostiene la CNAE es "exagerado". Si bien reconocen que verano es una época donde hay una mayor demanda --como Navidades, por ejemplo--, este tema "no es nuevo".
En este sentido, las mismas fuentes señalan que los medios "son los que son" y que en muchas jefaturas no problemas ni demoras, sino que son "cosas muy puntuales" que intentan solventar. Además, estas fuentes destacan que el tema de falta de reposición de personal público no se trata de una "cuestión de la DGT como tal", sino de toda la administración.
Por su parte, la CNAE critica que los retrasos y los cambios de fecha provocan interrupciones en los procesos de formación de los alumnos, así como parones de actividad de los profesores, lo que genera "una pérdida de calidad formativa y pone en riesgo, en primera instancia, el empleo del profesorado, un colectivo integrado por 17.975 personas".
Por este motivo, las autoescuelas consideran "urgente" la ampliación de la actual plantilla a 943 examinadores, cuando en la actualidad, según datos de DGT, la institución cuenta con 756 funcionarios.
"Desde que se congeló la oferta de empleo público, la DGT ha hecho esfuerzos para mantener y aumentar el número de examinadores", dicen desde la institución, que recuerda que ha perdido más de 800 plazas de empleo público y que ha intentado solventar ese déficit con la oferta de cursos de examinadores y con la creación de la figura del "examinador itinerante", que es enviado a provincias donde hay más demoras.
Así, la CNAE exige una solución ante la falta de examinadores. "Lo hemos repetido por activa y por pasiva: cuando vuelva la temporada alta y aumente considerablemente la demanda de los permisos de conducir, un número importante de jefaturas sufrirá un colapso en las pruebas de circulación", afirma el presidente de la CNAE, José Miguel Báez.
"Éramos conscientes de eso y en todo momento hemos intentado tomar medidas para que eso no suponga un perjuicio para los ciudadanos", expresan desde la DGT.