Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una empresa arroja un contenedor de basura al jardín de un cliente que se negó a pagar

Los trabajadores de una empresa de alquiler se han tomado la justicia por su mano después de que una mujer se negara a pagar las facturas que debía.

Ni cortos ni perezosos, los empleados han arrojado un contenedor lleno de desechos sobre el jardín de la entrada principal del cliente moroso. Bolsas negras llenas de basura, juguetes rotos y viejos e incluso un colchón. En el vídeo, incluso se puede observar cómo un hombre se asegura que cae hasta el último desperdicio.

El hijo del dueño de la empresa de alquileres aseguró a The Sun Online que "se le dio unas seis semanas para pagar. Cuando llegó la fecha, ella nos envió mensajes abusivos sobre el costo y se negó a hacerlo". La factura asciende a 100 libras (119 euros). "Ella quería que hiciéramos nuestro trabajo de forma gratuita, pero no hacemos obras de caridad".