Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antonio Ortiz, un hombre "introvertido, educado y normal"

Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal, era introvertido, violento y estaba preocupado por el culto al cuerpo. Para los que coincidieron con él en algún momento era un hombre aparentemente normal e incluso, algunos le describen como educado. Está divorciado y tiene un hijo de 17 años y los que le conocen no pueden imaginar que ha hecho lo que dicen que dicen que ha hecho.