Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Botella pide disculpas a los madrileños por confiar en Diviertt

Ana Botella, alcaldesa de MadridEFE

La alcaldesa de la capital, Ana Botella, ha pedido "disculpas a los madrileños" porque la empresa municipal "Madrid Espacios y Congresos (Madridec) nunca debía haber confiado en el promotor (Miguel Ángel Flores) para llevar a cabo el evento" en el Madrid Arena el 1 de noviembre, que acabó con la muerte de cinco jóvenes.

Así lo ha manifestado este miércoles en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, donde ha destacado que hace una semana dijo que el Gobierno municipal "nunca rehuiría la responsabilidad que pudiera corresponder por confiar" en este promotor, de quien ha dicho que "los hechos y comportamientos de esa persona demuestran que utilizó de manera ilícita el Madrid Arena" y que "abusó del local" sobrepasando el aforo.
También ha destacado que los procedimientos de contratación fueron legales pero ha matizado que los espacios públicos "no deben usarse para macroeventos como el del 1 de noviembre", por lo que, como ya anticipó tras la tragedia, "nunca más tendrán ese uso".
Sobre el contrato de fidelización con Diviertt en el que se preveía la organización futura de más eventos, Botella ha explicado que "se ha rescindido sin más por incumplimiento del contrato". "No existe convenio, nunca va a haber contratación, nunca más, con Diviertt", ha apostillado.
Cierre de un local de Flores
Sobre el cierre de la sala Tiffany, propiedad de Miguel Ángel Flores, tras todo un rosario de incumplimientos que incluye denuncias por sobreaforo desde 2006 y falta de licencia, como adelanta 'El Mundo', la primera edil ha justificado que el promotor hizo uso "de todas las posibilidades legales a su disposición para demorar el precinto del local".
"El Ayuntamiento funciona con unas normas en el marco de garantías y no podemos salirnos de la ley, incluso aunque tengamos razón. Tratamos de hacer cumplir la norma desde nuestra competencia y vamos a seguir vigilandoy actuando para que se cumplan las ordenanzas", ha concluido.