Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Botín apuesta por vincular la financiación de las universidades a los resultados

La presidenta de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), Ana Botín, ha afirmado este lunes 12 de septiembre que hay que mejorar la financiación de las universidades españolas y ha indicado que ésta hay que vincularla a los resultados.
"Debemos mejorar la financiación de las universidades, proporcionarle mayor autonomía para que tengan más flexibilidad en la toma de decisiones y en su propio desarrollo, y vincular la financiación a los progresos en sus planes, objetivos y resultados", ha subrayado durante la presentación del XII Informe CYD sobre la contribución de las universidades españolas.
Asimismo, ha reivindicado una estrategia para atraer al "mejor profesorado y al mejor alumnado nacional e internacional", mejorar la "estabilidad" en la contratación de personal docente e investigador extranjero, e "impulsar la movilidad" del profesorado y la "interacción entre la Universidad y la empresa".
Ana Botín ha añadido que hay que abordar "con decisión" la transformación digital porque ésta, a su juicio, es una "gran oportunidad" para innovar en educación y consultar a los estudiantes. Para estos, ha pedido que las universidades les hagan "partícipes" de sus iniciativas.
Por su parte, el presidente de CRUE Universidades Españolas, Segundo Píriz, ha indicado que los rectores están "a favor" de los cambios que conduzcan a la mejora del sistema universitario, sobre todo, en un momento en que "el avance de la economía pasa por el desarrollo de un modelo productivo basado en el conocimiento".
Píriz ha subrayado los problemas de financiación del sistema universitario por la reducción de los fondos públicos, como pone en evidencia el informe CYD, que ha llevado también a la imposibilidad de la renovación del profesorado universitario o la contratación de docentes extranjeros. No obstante, ha destacado que pese a esto, las universidades han mantenido su esfuerzo investigador.