Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una adolescente de 15 años se suicida tras denunciar el acoso que sufría en un vídeo en Internet

Amanda Toddcuatro.com

El suicidio de una joven canadiense de 15 años, víctima del acoso o ‘bullying’, se ha convertido en Trending Topic en Twitter. La joven colgó un vídeo en Internet donde denunciaba con cartulinas escritas a mano su historia. La joven explicó en el vídeo que un desconocido la había amenazado y convencido de exponer sus pechos ante la webcam de su ordenador. La foto terminó en una página de Facebook a la que se agregaron sus amigos.

Entonces sufrió el ‘bullying’ de sus compañeros y amigos, hasta el punto de que sus padres decidieron mudarse. Pero en cuanto se conocían las fotos en el nuevo lugar, el acoso empezaba de nuevo.
 Amanda explica que el acoso llegó hasta el punto de que le pegaron una paliza y la dejaron en una zanja. La joven cayó en la depresión, la ansiedad y el abuso de drogas y alcohol. Intentó suicidarse bebiendo lejía, pero fue llevada de urgencia al hospital para un lavado de estómago.
 El último cartel que puso frente a la cámara decía "No tengo a nadie. Necesito a alguien. Mi nombre es Amanda Todd". En una nota bajo el video, la joven dijo que lo había posteado no para llamar la atención, sino para ser "una inspiración y para mostrar que uno puede ser fuerte".
 Sin embargo,  los usuarios comenzaron a insultarla y decir que lo tenía merecido. No pudiendo más, se quitó la vida el miércoels 10 de octubre.  Su madre no desea que el vídeo desaparezca de Internet ya que quiere que sirva de ejemplo de lo dañino que puede ser el bullying. "Eso es lo que hubiese querido mi hija", asegura Carol Todd.