Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un menor apuñalado presuntamente por su padrastro en Torrevieja

Un menor de diez años ha fallecido en la madrugada como consecuencia de las heridas de arma blanca presuntamente causadas por su padrastro, que posteriormente al parecer se autolesionó, en Torrevieja (Alicante). El presunto autor de la muerte tiene antecedentes de violencia sobre cuatro exparejas, aunque ninguno sobre la actual y madre del niño fallecido. El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha condenado el asesinato que se ha convertido en el primer homicidio confirmado de un menor en el marco de la violencia de género este año.

Se trata de un niño de 10 años que fue apuñalado por su padrastro, según las primeras investigaciones, en su domicilio de Torrevieja. La madre alertó al 112 de madrugada y el menor, apuñalado, fue trasladado al hospital, donde falleció poco después. El presunto autor de la muerte, que se había autolesionado, tiene antecedentes de violencia sobre cuatro exparejas, aunque ninguno sobre la actual y madre del niño.
En el marco de la entrega de las Placas de Honor de la ONG Desarrollo y Asistencia a 1.000 voluntarios de la organización, el ministro se ha referido a este asesinato y al registrado en Almería de una mujer a manos de su pareja, ambos, según ha dicho, crímenes "especialmente horribles y execrables".
Se trata del primer asesinato de un niño en el marco de la violencia de género que se confirma este año. Otro menor resultó muerto el pasado mes de febrero en la localidad de Rincón de la Victoria, aunque el caso sigue bajo investigación y en espera de que se aclaren las circunstancias, no se ha confirmado que se trate de un crimen de estas características.
El año pasado se saldó con el asesinato de cuatro menores a manos de los hombres que maltrataban a sus madres y, en 2013, cuando comenzaron a recogerse estas cifras, los niños víctimas mortales de la violencia de género fueron seis.
"El maltrato se produce todos los días y nosotros solo lo vemos de manera más cruda y más descarnada cuando se produce un asesinato --ha recordado-- Ojalá cada vez vayan siendo menos y, aunque es verdad que la tendencia es esa, pero sirve también para dar un aldabonazo y expresar la condena y seguir trabajando en el día a día que es lo que hace posible que se pueda prevenir estos hechos".