Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aldeas Infantiles SOS urge a la ONU a contabilizar a todos los menores en riesgo para que "dejen de ser invisibles"

Aldeas Infantiles SOS ha pedido a las Naciones Unidas que fortalezca y amplíe de forma urgente los métodos estadísticos de recogida de datos que aseguren la representación de los niños en riesgo para que no queden fuera de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y "dejen de ser invisibles".
La ONG estima que 220 millones de niños en el mundo, es decir, el 10 por ciento de la población infantil, crece "sin el cuidado parental o está en riesgo de perderlo", por lo que viven circunstancias "extremadamente vulnerables que dificultan la labor de recogida de información" y, por tanto, la adopción de medidas y políticas concretas que aborden su situación.
Así, con motivo de la celebración del Primer Foro Mundial de Datos que se está celebrando entre el 15 y el 18 de enero en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, Aldeas Infantiles SOS, junto a otras 250 ONG, ha lanzado la campaña 'Todos los niños cuentan, pero no todos son contados' (#TodoslosNiñosCuentan #CountAllChildren) donde pide que se contabilicen "los niños que viven en la calle; las víctimas de la trata de personas, explotación sexual o redes de crimen organizado; aquellos reclutados por grupos armados; los que se han visto separados de sus familias como consecuencia de conflictos armados; migrantes y/o refugiados; niños, en definitiva, que han perdido el cuidado parental o están en riesgo de perderlo", explica.
El objetivo del primer Foro Mundial de Datos de la Organización de Naciones Unidas, que reúne a más de 1.000 expertos de gobiernos y ONG, así como del mundo académico y empresarial, es desarrollar formas innovadoras de recogida de datos estadísticos que permitan evaluar los progresos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como la reformulación y aplicación de nuevas políticas.
"Sin datos desagregados fehacientes y exhaustivos sobre la infancia vulnerable, las necesidades de estos niños pasarán inadvertidas y los recursos no podrán ser distribuidos de forma efectiva para apoyarles dentro del marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible", sostiene el presidente de Aldeas Infantiles de España, Pedro Puig.
La dificultad de la recogida de datos fiables hace que, por un lado, según señala la ONG, los informes se realicen a partir de otros indicadores de vulnerabilidad como los de carácter económico, político, social, cultural o psicológico. Esto conlleva al posible solapamiento de los indicadores, contabilizando varias veces a los niños.
Por otro lado, la ONG asegura que mucha de la información proviene de estudios de familia, lo que implica que los niños que no forman parte de una unidad familiar no son contados, y lo mismo ocurre con los niños que residen en instituciones de cuidado alternativo que no están registradas. "A pesar de que estos estudios pueden contener información relevante, ésta no está analizada ni desglosada, y por tanto no queda reflejada en informes de ámbito nacional", puntualiza.