Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evoluciona favorablemente la menor ingresada por una intoxicación alimenticia

Fallece un matrimonio y una hija menor por intoxicación alimenticia en la localidad sevillana de Alcálá de GuadairaInformativos Telecinco/Agencias

La joven de 13 años de edad que ingresó en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Infantil del Virgen del Rocío a cuenta de una intoxicación alimentaria que acabó con la vida de sus padres -de 50 y 61 años de edad- y de su hermana de 14 años, "evoluciona favorablemente".

Según han indicado desde el centro sanitario sevillano, la menor permanece ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) si bien "previsiblemente" pasará a planta a lo largo de la jornada del domingo.
El matrimonio y la hija de 14 años fallecieron en la localidad de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) por una intoxicación alimentaria, causas que la Red de Alerta de Salud Pública aún investiga.
ALCALÁ DECRETA TRES DÍAS DE LUTO
Por su parte, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha decretado tres días de luto por el fallecimiento de los tres vecinos de la ciudad, en los que las banderas lucirán a media asta, así como se han suspendido todos los actos oficiales previstos para este domingo.
El alcalde del municipio, Antonio Gutiérrez Limones, ha mostrado "personalmente" su apoyo a los familiares, acompañándoles tanto en el hospital como en el tanatorio este sábado y mostrándose "apenado" por tan dramática situación.
Asimismo, la portavoz municipal, Miriam Burgos, declaró que "la familia residía en Alcalá desde hacía algunos años, pero no era usuaria habitual de los servicios sociales de la ciudad, aunque este año en el mes de octubre el padre solicitó el salario social".
SECRETO DE SUMARIO
El caso está bajo secreto de sumario, por lo que, desde el Consistorio, han pedido prudencia para que la justicia pueda seguir su cauce habitual y sea la que clarifique la verdad de los hechos. Del mismo modo, han solicitado respeto y que no se hagan especulaciones hasta que no se levante el secreto de sumario y se conozcan las verdaderas causas del dramático suceso.
Cabe recordar que el centro coordinador de Urgencias y Emergencias Sanitarias de Sevilla tuvo constancia del suceso a las 2,55 horas de este sábado cuando recibieron una llamada procedente del domicilio de esta familia, en la que se solicitaba asistencia por un cuadro de náuseas y vómitos. Desde el centro coordinador se envió un Equipo Móvil del Dispositivo de Cuidados Críticos de Urgencias de Alcalá de Guadaíra, compuesto por un medico, un enfermero y un conductor, quienes atendieron a todos miembros de la familia en el lugar.
A las 09,09 horas de este mismo sábado, el centro coordinador de urgencias y emergencias de Sevilla atendió una nueva llamada en la que se solicitaba asistencia sanitaria desde el mismo domicilio debido a un agravamiento de los síntomas. Tras esto, se envió nuevamente un Equipo Móvil del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias que al llegar al lugar encontró a dos adultos en estado grave y a una niña de 14 años en parada cardiorrespiratoria.
Ante este cuadro médico, los profesionales de urgencias solicitaron de inmediato un segundo equipo sanitario que se desplazó al lugar, procediendo al traslado al Hospital Universitario de Valme de un varón de 61 años y de una mujer de 50 años, que ingresaron en la Unidad de Cuidados Críticos de dicho hospital, así como de una niña de 13 años, que posteriormente fue trasladada a la UCI del Hospital Infantil del Virgen del Rocío.
Finalmente, la mujer y el hombre murieron a las 17,15 horas y las 18,00 horas de este sábado, respectivamente, según informaron a Europa Press fuentes sanitarias.
El equipo de Salud Pública de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha realizado una encuesta epidemiológica y se ha personado en el domicilio familiar, donde ha realizado una toma de muestras. Estas muestras se encuentran bajo investigación judicial y serán analizadas desde el punto de visto toxicológico y microbiológico con el fin de determinar las posibles causas del fallecimiento y de la hospitalización.