Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Albacete un marroquí acusado de importar billetes falsos elaborados en Italia

Detenido en Albacete un marroquí acusado de importar billetes falsos elaborados en ItaliaInformativos Telecinco

La Policía Nacional ha detenido a un marroquí de 40 años acusado de un delito de falsificación de moneda que importaba billetes falsificados elaborados en Italia y que se corresponden con dos de las tipologías consideradas como peligrosas por el Centro Nacional de Análisis del Banco de España por su calidad.

Según ha informado la Dirección General de la Policía, el ahora detenido fue sorprendido en la ciudad de Albacete a bordo de un vehículo en el que transportaba 29.930 euros falsos, de valor facial de 20 y 50, ocultos en una caja de detergente en polvo.
A finales de 2013, la Policía comenzó a investigar después de detectar en la ciudad castellano-manchega la existencia de un punto de distribución de billetes falsos de 20 y 50 euros elaborados en Italia.
A raíz de esto, los agentes averiguaron la persona responsable de la importación era un hombre de nacionalidad marroquí residente en esta localidad y que viajaba con una periodicidad de un mes o mes y medio hasta el país transalpino para adquirir las falsificaciones.
Los desplazamientos los hacía en un vehículo particular, íntegramente por carretera o bien realizando parte del trayecto a bordo de un ferry. En el coche que utilizaba había efectuado modificaciones para habilitar huecos, convenientemente camuflados, en los que ocultar la moneda falsa.
Ya en Albacete, ocultaba los billetes falsos como medida de seguridad en varios vehículos estacionados en diferentes puntos de la ciudad. Para distribuirlos utilizaba a varios "pasadores", en su mayoría hombres de nacionalidad española, que ponían en circulación las falsificaciones mediante el procedimiento del "goteo", consistente en realizar compras de pequeño valor en establecimientos o bien solicitando directamente el cambio del billete sin realizar compra alguna. Los pasadores actuaban en gasolineras, supermercados, farmacias, puestos de venta de lotería y otros establecimientos similares de toda España.
Una vez que la Policía localizó al responsable de la importación de moneda falsa, se estableció un dispositivo para controlar sus actividades, hasta que finalmente se detectó su salida de España con destino a Nápoles (Italia).
A su llegada a Albacete, fue interceptado conduciendo un vehículo en el que portaba 29.930 euros falsos en billetes de 20 y 50 que se hallaron en el interior de una caja de detergente en polvo en tres paquetes envueltos en papel de periódico.
Cooperación internacional
Las organizaciones dedicadas a la falsificación en España han sufrido importantes actuaciones policiales durante los últimos meses. Entre estas intervenciones destaca la detención a primeros de año de un importante falsificador en la provincia de Toledo, con más de 16 impresoras en su domicilio, y que había introducido más de 300.000 euros falsos distribuidos en toda Europa.
Además del trabajo desarrollado por la Policía Nacional en España, los agentes españoles colaboran activamente para acabar con las imprentas clandestinas ubicadas en otros países y que envían dinero falso a nuestro país por diferentes medios, paquetería o a través de correos humanos.
Ante esta amenaza, de manera conjunta, se trabaja con las policías de otros países productores de euros falsos, como son Colombia, Perú o como en este caso Italia. Una vez que se desarticula una imprenta nacional o internacional, el descenso de la moneda falsa en el mercado financiero es inmediato, de ahí la importancia de llegar hasta el origen.
Desde hace tiempo se investiga de forma coordinada con Europol, Italia y Francia para desmantelar estas líneas de distribución de moneda falsa desde las organizaciones criminales asentadas en Italia.