Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alarma en Barcelona por el aumento de menores adictos al pegamento

Viven en la calle, inhalando pegamento. Se les conoce como 'los niños de la cola'. Utilizan una botella, un papel o un guante para colocarse. Y el efecto, les envalentona, dicen, para poder robar.

La mayoría son marroquíes. Vienen a España sin familia, en busca de trabajo, pero muchos terminan en la calle y eso preocupa a los vecinos. A algunos les dan miedo, pero otros intentan ayudarles ofreciéndole un desayuno. Cada mes llegan a Cataluña 60 menores totalmente solos. El 10% con adicciones a la droga. Ahora se creará un centro específico para ellos, para tratar su adicción y sacarlos de la calle.