Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adou, el niño que llegó a España en una maleta, ya está con su madre

El Área de Menores de la Ciudad Autónoma de Ceuta ha devuelto a Lucie Ouattara la tutela de su hijo de ocho años, de origen subsahariano, que el pasado 7 de mayo fue rescatado por la Guardia Civil en la frontera del Tarajal del interior de la maleta en la que una joven marroquí pretendía introducirlo irregularmente en territorio español. Pero este no ha sido el único reencuentro que Adou ha vivido este lunes. Horas más tarde y ya en Algeciras ha podio asistir a la puesta en libertad de Alí, su padre, con el que se ha fundido en un profundo abrazo.

"Feliz" y "emocionada", la progenitora del pequeño, cuya relación de parentesco quedó acreditada la semana pasada tras conocerse el resultado de las pruebas de ADN practicadas a ambos y a su padre, se ha personado a mediodía junto a su abogado en las dependencias de Menores para volver a hacerse cargo del niño, que durante el último mes ha estado acogido en el Centro Mediterráneo.
Previamente, ambos habían depositado los 5.000 euros de fianza solicitados por la Fiscalía en el Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta, donde han recibido el auto de puesta en libertad del progenitor del niño, lo que ha hecho posible que a última hora de la tarde de este lunes Ali Ouattara haya abandonado la prisión de Botafuegos, en Algeciras (Cádiz).
Oattara ha quedado en libertad con cargos y espera, en breve, regresar a Fuerteventura para hace una vida normal como la que tenía en los últimos años, hasta que intentó traer a su hijo que se había quedado sólo en Marruecos tras la muerte de su abuela.
El letrado de la familia, Juan Isidro Fernández, se ha personado en la cárcel algecireña acompañado de la madre, Lucie Uttara y del pequeño Adu. Tras una espera de casi dos horas, Ali ha salido de la cárcel y simplemente ha dicho "gracias" a los medios de comunicación que allí esperaban desde la primeras horas de la tarde.
El abogado, en declaraciones a los medios, ha indicado que Ali "está deprimido" y dice que "quiere volver en unos días a Fuerteventura", aunque la intención del letrado es que mañana, tras una rueda de prensa que tiene previsto celebrar en Sevilla junto a la familia, "se pueda ir en el mismo avión que la mujer y el hijo".
Ambos, esperaban en el coche del abogado, a la llegada de Ali con el que se fundieron en un abrazo una vez que llegó el interior del vehículo. Fernández ha agradecido el tratamiento que en el centro de menores de Ceuta "han dado al niño" que se encuentra en perfectas condiciones y que cuenta ya con permiso de residencia para estar un año en nuestro país. Su padre lleva siete viviendo la isla en la que tiene un trabajo fijo "en una lavandería" y al que espera "volver cuanto antes".
La jefa del Área de Menores de Ceuta, Antonia Palomo, ha explicado a los periodistas que la Administración local ha utilizado el procedimiento legal previsto para los niños que llegan a suelo español sin conocerse quiénes son sus padres para tramitar la regularización de su situación administrativa en España.
Durante las últimas semanas el pequeño ha recibido una autorización de residencia en España de un año de vigencia por circunstancias excepcionales y ha recibido su tarjeta sanitaria. Los informes solicitados a los Servicios Comunitarios de Fuerteventura también han acreditado que la familia está "integrada" y cuenta con una "red de apoyo", lo que ha terminado de hacer viable la reagrupación de sus integrantes.
Palomo ha subrayado que este lunes es para la Ciudad Autónoma "un dulce día" al ver partir al niño con su madre "y una maleta con ropa, enseres y su documentación en la que esta vez no va él dentro".
Ouattara y su abogado se han congratulado por la resolución parcial del caso, que ahora queda a la espera de la celebración del juicio por un presunto delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros con su marido y la joven que portaba la maleta como encausados y han agradecido a los medios su "apoyo".