Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acusados de homicidio los dueños del restaurante donde se encontraba el hinchable

Han sido acusados de homicidio y lesiones los dueños del restaurante de Caldes, en el que el domingo murió una niña --y otros 6 menores resultaron heridos-- al salir volando un castillo hinchable. La atracción estaba mal anclada al suelo y son los dueños del establecimiento quienes tendrán que responder por ello.

El dueño del restaurante ha seguido hoy  hablando con los peritos, Jaume Matas está desolado dice su abogado.

Matas y su mujer  fueron acusados formalmente de un  delito de homicidio y  seis de  lesiones por imprudencia, aunque su abogado está convencido de que lo que pasó el domingo fue, en realidad,  un accidente.

El informe de los Mossos  va a ser crucial  para saber si, finalmente, hay responsabilidad civil o penal. Cinco días después, siguen tomando fotos y recabando pruebas  para saber por qué el castillo hinchable  voló más de 40 metros, hasta el techo del restaurante.

Hoy parece claro que solo estaba anclado por dos de los 6 amarres, una tragedia que ha puesto de manifiesto la falta de regulación de este tipo de atracciones.