Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Activista indígena denuncia en el Congreso la ocupación de tierras en Brasil, "devastadas" por multinacionales

El activista representante del pueblo guaraní-kaiowá Ládio Verón ha denunciado este jueves en el Congreso la ocupación de tierras en Brasil que han sido "devastadas" por las multinacionales, así como las violaciones de Derechos Humanos y las represiones y amenazas que sufren los indígenas en la zona.
Verón, que se encuentra de gira por Europa para contar su situación, ha comparecido en la Cámara Baja en un acto organizado por Unidos Podemos, en el que ha explicado que las tierras que poseía el pueblo guaraní-kaiowá están actualmente ocupadas "por los terratenientes y latifundistas del comercio agrario", así como por "el propio Gobierno de Brasil".
"Estoy aquí, en Europa, para pedir que se unan a nuestra lucha y que sean los observadores de esta situación", ha apuntado Verón a la entrada del acto, para añadir después que las leyes que se están aprobando en su país al respecto "están violando la Constitución".
Uno de los responsables de la comparecencia del activista en el Congreso ha sido el europarlamentario de la formación morada, Xabier Benito, quien ha señalado que con el nuevo Gobierno "ilegítimo" de Brasil las cosas "han empeorado". "La agenda de recortes sociales y privatizaciones que está implantando no hace sino avanzar en la impunidad de las transnacionales", ha señalado.
OTRA RELACIÓN CON AMÉRICA LATINA
Benito ha defendido una relación entre Europa y América Latina de intercambio cultural, de comercio justo y de defensa de los Derechos Humanos y no la que "se hace desde el Gobierno y desde las instituciones europeas" en las que, a su juicio, "sólo se negocian tratados de comercio con condiciones draconianas".
En este sentido, ha indicado que el interés de las multinacionales por los territorios propiedad de los guaraní-kaiowá se debe a la soja, aunque también se ha registrado actividad de empresas energéticas en la zona. Del mismo modo, ha denunciado que, desde 2003, se ha asesinado a 400 indígenas en la zona, entre ellos 14 líderes del pueblo.
La portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Cámara Baja, Ione Belarra, también ha mostrado su preocupación por lo que ocurre en Brasil y ha recordado que Europa tiene responsabilidad en lo que está sucediendo, ya que gran parte de la soja por la que están expulsando a los guaraní-kaiowá de sus tierras "se va al mercado agroalimentario europeo".