Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ARHOE propone fijar horarios flexibles y desconectar para gestionar mejor el tiempo durante las vacaciones

ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles ha elaborado una lista de consejos para gestionar adecuadamente el tiempo durante las vacaciones de verano. Entre ellos, destaca fijar unos horarios flexibles, marcando unos horarios mínimos y sin cambiar de una manera brusca los hábitos horarios de todo el año; y desconectar, dejando de lado los problemas del trabajo y dando paso al ámbito personal y familiar.
"Las vacaciones son un periodo de descanso, de relax, el momento adecuado para dedicarse a la familia y a los amigos, pero también a uno mismo. Sin embargo, muchas veces nos cuesta dejar atrás las rutinas que hemos llevado a lo largo de todo el año, y esto puede hacer que gestionemos mal nuestro tiempo en vacaciones", ha señalado el presidente de la comisión, José Luis Casero.
ARHOE también indica que para hacer un mejor uso del tiempo es necesario evitar las prisas, sin pretender ver todo en poco tiempo al hacer un viaje o una excursión; planificar y organizar con antelación los viajes; dedicar tiempo a los seres queridos y a uno mismo; realizar comidas más pausadas y en familia; evitar el sedentarismo, para que la vuelta a la rutina no se haga más difícil; y dedicar tiempo a hobbies y aficiones, que durante el resto del año no se hayan podido realizar por falta de tiempo.
Además, señala que el verano es un periodo de "desconexión", en el que toman valor aspectos de la vida que se tienen un "poco olvidados", como la vida familiar o el ocio. Así, apunta que si en vacaciones se marcan unas "pautas sólidas", puede "servir de entrenamiento" para hacerlo durante el resto del año.
Para ARHOE, los objetivos de establecer unos horarios racionales son conciliar la vida personal, familiar y laboral; aumentar la productividad; apoyar el rendimiento escolar; favorecer la igualdad; disminuir la siniestralidad; facilitar la globalización; mejorar la calidad de vida; cuidar y mantener hábitos saludables; dormir el tiempo suficiente; y dar mayor valor al tiempo.