Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AIJU adquiere una impresora 3D que crea prototipos que simulan el aspecto de tejidos vivos que pueden usarse en medicina

El Instituto Tecnológico del producto infantil y de ocio (AIJU) ha adquirido una tecnología de impresión 3D capaz de crear prototipos multimaterial que simulan el aspecto de tejidos vivos y que pueden ser aplicados dentro del campo de la medicina.
Así, y al integrar elementos instructivos como contrastes, la impresora puede realizar prototipos de órganos con las patologías individuales de cada paciente que permiten a los profesionales planificar y abordar con mayores garantías las intervenciones quirúrgicas. Además, se pueden acortar y obtener mejores resultados, lo que en definitiva redunda en la mejora del paciente.
Se trata de la única impresora 3D de estas características que existe en la actualidad a nivel nacional. De hecho, además de realizar piezas simultáneamente en las que se pueden combinar varios materiales, cuenta con la posibilidad de imprimir hasta 365.000 colores. Estas dos características, unidas a su bajo espesor de capa de 14 micras, permite un nivel de detalle y realismo "muy elevado" en las piezas.
Junto a esta aplicación, la nueva impresora 3D 'Stratasys J750' permite prototipar prótesis, guías quirúrgicas y elementos ortopédicos. En este sentido, los modelos impresos, por su elevada precisión, permiten chequear "fielmente" si se adaptan a las necesidades de los pacientes.
Con esta impresora se pueden hacer ensayos clínicos para comercializarlos con "mayor rapidez", por lo que mejora los resultados médicos y reduce el coste de los mismos respecto a las soluciones tradicionales. Además, obtiene una "mayor calidad" de detalle en piezas dentales y audífonos.
"La creación de prototipos con esta impresora 3D puede ser muy útil para cualquier tipo de empresa que cuente con un departamento de desarrollo de producto, pero además implica numerosos beneficios para el campo de la medicina donde esta tecnología ha sido capaz de permitir planificar intervenciones quirúrgicas muy complicadas en las que parte de su éxito radica en su profundo análisis anterior", ha apostillado el ingeniero técnico de AIJU, Nacho Sandoval.