Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ADN demuestra que uno de los investigados por la supuesta compra de un bebé no es el padre

El abogado de uno de los investigados por la supuesta compra de una niña de pocos días de vida ha informado de que las pruebas de ADN han determinado que "no es el padre de la menor", por lo que renuncia a la solicitud de paternidad. No obstante, sigue ofreciéndose para ser padre de acogida de la niña.
En un comunicado, el abogado ha manifestado que su patrocinado, llamado Juan José, está siendo investigado en el marco de la 'operación Princesita' por la supuesta compra de un bebé por 10.000 euros, si bien "la realidad es muy distinta".
Así, ha explicado que Juan José es un homosexual gitano con recursos económicos que quería tener un hijo y, "ante las dificultades que encontró cuando intentó adoptar, buscó una madre que quisiera concebir un niño por inseminación artificial".
De esta manera, una amiga "se sometió hasta en dos ocasiones a una inseminación artificial con el esperma de Juan José". Este procedimiento se realizó "en una prestigiosa clínica dedicada a la reproducción asistida, fue costeado por Juan José, y está perfectamente acreditado en el procedimiento".
Según ha relatado, "justo nueve meses después de esa segunda inseminación nació María, quien pasó sus primeros 18 días de vida con Juan José, siendo un niña especialmente querida y perfectamente cuidada".
Ha añadido que, posteriormente, acudió junto a la madre al Registro Civil para inscribir a la niña como hija suya, "pero por orden judicial se les retiró la custodia de la menor y se entregó a una familia de acogida".
Ante esta situación, Juan José "ha colaborado plenamente con la justicia en todo momento, contestando a cuantas preguntas se le han formulado, entregando toda la documentación que se le ha solicitado y permitiendo el acceso a todos los datos de su teléfono".
El letrado ha añadido que, para aclarar los hechos, "encargó una prueba de paternidad a un laboratorio privado, cuyos resultados se han conocido este miércoles, indicando la prueba de ADN que Juan José no es el padre de María". Dichas pruebas han sido remitidas al juzgado encargado del caso, que es el Juzgado de Instrucción número tres de Arcos de la Frontera (Cádiz).
Ante este "nuevo e inesperado dato", el abogado señala que su patrocinado "no tiene más remedio que renunciar a la solicitud de reconocimiento de la paternidad de la menor", si bien "sigue ofreciéndose para ser padre de acogida de una niña que podría crecer felizmente a su lado, si la Justicia lo considera adecuado al interés de la menor, que es la mayor preocupación de Juan José", ha agregado.