Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los socialistas derrotan a Sarkozy en las elecciones regionales

Nicolas Sarkozy en el aeropuerto parisino de Charles de GaulleReuters
El Partido Socialista francés (PS) es el claro vencedor en las elecciones regionales celebradas este domingo en Francia, según los sondeos a pie de urna, que auguran una derrota de la Unión de Fuerzas Populares (UMP) del presidente Nicolas Sarkozy.
Según el sondeo elaborado por TNS-Sofres, el PS lograría el 30 por ciento de los votos, frente al 26,7 de la UMP. En tercer y cuarto lugar quedarían Europa Ecología (12,3 por ciento) y Frente Nacional (12 por ciento), muy por delante del Frente de Izquierdas (6,2 por ciento), Movimiento Democrático (4 por ciento), Nuevo Partido Anticapitalista (2 por ciento) y Lucha Obrera (1,3 por ciento).
Así, se cumplen los pronósticos que auguraban una clara derrota de la UMP, cuyos dirigentes permanecen ahora atentos a las regiones en las que podrían dar una sorpresa de última hora: Franco Condado, Champaña-Ardenas, Centro, Baja Normandía y Alsacia.
Sin embargo, la gran protagonista de la jornada electoral ha sido la abstención, ya que tan sólo se ha registrado oficialmente un 47 por ciento de participación.
El domingo, la segunda vuelta
El próximo 21 de marzo se celebrará la segunda vuelta de estas elecciones regionales a las que podrán concurrir quienes hayan logrado más del 10 por ciento de los votos, y podrán modificar sus listas de candidatura para incluir a personas que estén en partidos que hayan logrado superar el 5 por ciento del apoyo en cada circunscripción.
Los socialistas aplauden el mensaje
La secretaria general del Partido Socialista Francés, Martine Aubry, ha afirmado este domingo poco después de conocerse los sondeos a pie de urna que daban a su formación una victoria clara en las elecciones regionales que los franceses han lazado un mensaje "claro y fuerte" con el que, según ella, han expresado que no quieren una Francia "dividida".
En una rueda de prensa ofrecida tras conocerse los resultados provisionales Aubry manifestó que su partido, al que los sondeos otorgan en torno al 30 por ciento de los sufragios, ha alcanzado "uno de sus niveles históricos más altos".