Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos rechazan retomar el diálogo social si no se modifican la reforma

En rueda de prensa, los secretarios de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, respectivamente, coincidieron en dar al encuentro de este viernes un carácter informativo y apuntaron que el diálogo social va más allá de un conjunto de reuniones, puesto que debe partir "de un diagnóstico compartido que ahora mismo no existe".
"El diálogo social no se ha reanudado hoy. Convocamos una huelga general para obtener resultados y todavía no están sobre la mesa. El conflicto abierto con el 29 de septiembre sigue abierto", ha señalado Górriz.
Ferrer, por su parte, ha añadido que, aunque atenderán "todas y cada una" de las llamadas del Ministerio, el Gobierno debe reconocer que el diálogo social ha sido vulnerado y que para que tenga éxito ha de partir de unos objetivos compartidos por ambas partes, situación que no existe en este momento. "El diálogo social es fundamental pero no puede ser un instrumento para legitimar políticas antisociales", ha advertido el responsable de UGT.
Por ello, los dirigentes sindicales volvieron a pedir al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, una "señal" para poder recuperar el diálogo social y entienden que esa señal pasa necesariamente por cambiar las políticas económicas y sociales, empezando por la reforma laboral.

Sindicatos: La reforma es "reversible"
"Se nos dice que la reforma laboral ha venido para quedarse pero después de cinco meses en vigor no ha reducido la temporalidad y hay más paro", ha denunciado Górriz, que ha agregado que la reforma laboral es perfectamente "reversible".
Desde el Ministerio de Trabajo, la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, ha reconocido que no se ha retomado el diálogo social, que sólo era una primera toma de contacto tras la huelga, y que el objetivo de la reunión era hablar de las políticas activas de empleo.
Gobierno: La reforma "ha venido para quedarse"
Sobre la reforma laboral, Rodríguez ha reiterado lo ya dicho por el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez: "La reforma laboral ha venido para quedarse. La reforma marca un campo de juego que no está cerrado porque hasta en 19 ocasiones se llama a su desarrollo y ahí es donde puede haber margen para hablar de la reforma", ha afirmado.
Los sindicatos han pedido a Rodríguez que concrete por escrito las propuestas del Ministerio en esta materia. Eso sí, han advertido de que, pese a su importancia, las políticas activas de empleo no servirán de mucho si no hay dinero para mejorarlas, algo que no ven claro teniendo en cuenta que el Gobierno ha diseñado unos Presupuestos Generales del Estado para 2011 basados en la "resignación".
Convenios colectivos
Al margen de esta reforma y de la laboral, los sindicatos se han referido a la de la negociación colectiva. No les gusta que el Parlamento les haya impuesto un plazo máximo (mediados de marzo) para llegar a un acuerdo con la patronal porque, además de ser algo inédito, desincentiva a los empresarios a negociar.
Los secretarios de Acción Sindical de CC.OO. y UGT creen que la CEOE está actuando como un "lobby", que ha logrado réditos y beneficios con la reforma laboral, por lo que podría estar esperando a que pasara lo mismo con la negociación colectiva. También se han quejado de que los convenios de este año van muy retrasados y han pedido a los empresarios que cumplan los compromisos que adquirieron en el acuerdo 2010-2012.
"Nos preocupa que el Gobierno siga recordando el plazo de marzo. Podría haber una primavera muy crispada si se sigue planteando esto", ha avisado Ferrer.