Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos franceses estudian convocar una nueva jornada de huelga

Un grupo de más de 500 trabajadores de la refinería l'Etang-de-Beurre, junto con empleados del sector aéreo y de los servicios postales, han bloqueado el acceso al aeropuerto de Marsella en protesta por la reforma de las pensiones, informó un portavoz sindical.
"Ningún vehículo puede llegar hasta los aparcamientos", señaló Medhi Rachid, del sindicato CGT de la refinería, situada en el municipio de Bouches-du-Rhone, cerca de Marsella, en el suroeste de Francia.
El bloqueo del aeropuerto, destino y punto de partida de vuelos internacionales y nacionales, comenzó de madrugada.
Llamamiento para seguir protestando
Mientras tanto dos de los principales sindicados en Francia han hecho este jueves un llamamiento a una nueva oleada de protestas, a la espera de la reunión que mantendrán esta tarde las centrales obreras del país en la que se decidirá los nuevos pasos en la campaña de contestación.
El secretario general de la CGT, Bernard Thibault, y el secretario general de FO, Jean-Claude Mailly, han sido los encargados de hacer este llamamiento, por separado, esta mañana. "Hay un movimiento de protesta instalado en el país y lo que nosotros sugerimos es reencontrar momentos fuertes que permitan a todo el mundo al mismo tiempo, el mismo día, cesar el trabajo y salir a las calles", ha explicado Thibault en la emisora RMC.
Según Thibault, dado que los movimientos de protesta han adquirido un "ritmo diario", ahora hay que pasar a "acciones lo más masivas posibles" con el fin de que el Ejecutivo, que "se mantiene en su intransigencia", se pliegue a la exigencia de no seguir adelante con la reforma de las pensiones.
Por su parte, el líder de FO ha explicado que su sindicato "es favorable a una nueva jornada de huelga en el sector público y el privado" con el fin de "dar nuevamente impulso al movimiento" de protesta. En declaraciones a LCI, Mailly ha señalado, respecto al bloqueo en el suministro de combustible, que "forma parte de las modalidades de acción". "Cuando se quiere hacer presión, hace falta que moleste", ha subrayado.
Deciden esta tarde
Los ocho sindicatos se reunirán a primera hora de la tarde en la sede de la CFDT para decidir si se convoca una séptima jornada de huelga general en Francia, que según los medios locales podría tener lugar el martes o el miércoles de la próxima semana.
Sin embargo, no todas las centrales sindicales parecen estar de acuerdo con esta opción. El secretario general de la CFE-CGC, el sindicato de los ejecutivos, Bernard Van Craeynest, ha aclarado que ellos participarán en la reunión pero proponen reflexionar "sobre otros modos de actuación para evitar que la situación de bloqueo del país (..) vuelva a la opinión pública contra el movimiento social".
Asimismo, ha advertido de que mantener los paros parciales podría provocar dificultades en las empresas que podrían declararse en quiebra además de sembrar "zizaña y división entre los franceses". El CGC ya había advertido de que la jornada de protesta del 19 de octubre sería la última en la que participaría.