Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sindicatos creen que la filtración de los datos del paro amenaza la credibilidad del Gobierno mientras que Economía se desvincula de la publicación

Secretario del Estado de Economóa, José Manuel CampaCNN+/Cuatro
La semana pasada se conocieron los datos referentes a la tasa de paro del último trimestre y la cifra de parados del mes de abril, cuatro días antes de su publicación oficial. El primer informe es competencia del Instituto Nacional de Estadística (INE) mientras que el segundo corresponde al Servicio Público de Empleo (INEM), dependiente a su vez del ministerio de Trabajo. Las cifras arrojaron los siguientes resultados: la tasa de parosupera el 20% y el dato de desempleo era positivo, ya que en abril se ha registrado la primera caída del paro desde junio (24.000 parados menos).
El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha negado hoy que la publicación de los datos del INE la pasada semana fuera una filtración y defendió que se trató de un "error", por lo que ya se ha abierto un "expediente informativo". Respecto a la publicación de los datos del paro correspondientes al mes de abril, Campa ha respondido que es una decisión del Ministerio de Trabajo.
Durante un almuerzo con periodistas organizado por la APIE, Campa ha defendió en varias ocasiones la independencia del INE porque, a su juicio, es una cuestión de estabilidad institucional, que no depende del partido que gobierne.
"La Encuesta sobre Población Activa (EPA) no se ha filtrado. Ha habido un error. No tengo evidencia de que se haya filtrado. España tiene calidad en sus instituciones. Generar dudas sobre esto me parece de una irresponsabilidad máxima. Estoy convencido de que un error se puede cometer", ha subrayado.
Respecto a la publicación del dato del paro, Campa no quiso calificar si fue algo "responsable o irresponsable" y defendió que se trata de una decisión de un Ministerio y que es un caso diferente al de la EPA.
Los sindicatos ven un "interés" en la publicación
Los sindicatos han manifestado su malestar por la filtración de los datos de paro de abril que se ha producido este fin de semana por parte del Gobierno. UGT y CCOO consideran que se trata de un gesto "interesado" que, lejos de insuflar optimismo y confianza a la población, "debilita la seriedad" del Ejecutivo.
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha calificado esta filtración de "interesada" y ha pedido al Ejecutivo que "se desprenda" del compromiso de publicar las cifras de desempleo el segundo día laborable de cada mes si al final va a utilizar los datos "a su propia conveniencia".
Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha declarado no ver con buenos ojos que se haya filtrado el dato de paro de abril y considera que esto "debilita la propia seriedad del Gobierno" en un momento en el que precisamente hace falta que tenga perspectiva y envíe confianza.
De esta manera han valorado ambos dirigentes sindicales, en declaraciones a Punto Radio, lo que consideran como un incumplimiento de su compromiso por parte del Ejecutivo quien, de acuerdo con lo previsto por el calendario, debería haber dado a conocer mañana los datos del paro registrado.