Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las renovables aportaron 8.256 millones al PIB en 2015, un 8,1% más

Asimismo, las renovables ahorraron 6.866 millones de euros al evitar la importación de 20 millones de toneladas equivalentes de petróleo e impidieron la emisión a la atmósfera de más de 55 millones de toneladas de CO2, equivalentes 423 millones de euros.
El sector renovable aportó al PIB 8.256 millones de euros en 2015, frente a los 7.637 millones del año anterior, lo que supone un aumento del 8,1% tras dos años de caídas y un 0,76% del PIB, según el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España realizado por la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA).
También emplearon a 75.475 personas (383 más que en 2014), redujeron el déficit comercial en 2.511 millones, realizaron una aportación fiscal neta al Estado de 1.090 millones y produjeron ahorros al mercado diario por valor de 4.180 millones de euros, al abaratar en 16,9 euros por cada megavatio hora (MWh) vendido.
Sin embargo, la asociación ha explicado que el aumento de la aportación al PIB se debe a los altos precios que durante el pasado ejercicio registró la venta del mercado eléctrico y no a la recuperación del sector, que constató un descenso en la venta de energía al sistema eléctrico y no instaló nueva potencia renovable.
CRECE EL CONSUMO DE RENOVABLES PERO BAJA SU PARTICIPACIÓN TOTAL
El estudio también revela que las energías renovables disminuyeron, por primera vez en la serie analizada, su participación en el consumo de energía primaria en España, con una caída de un 3,1% hasta situarse en el 13,9% del total, mientras que las renovables crecieron un 9% en Europa y un 4,8% a nivel mundial.
No obstante, su consumo creció un 4,6%, posicionándose como la tercera fuente de energía primaria, por detrás del petróleo, la más consumida con un 41,9% del total, y del gas natural, que tuvo una participación del 42,9%. Por detrás de las renovables se situaron la energía nuclear (12,1%) y el carbón (11,7%).
Según José María González Moya, director general de APPA, esto se debe a un descenso en los recursos hidráulicos y eólicos y al abaratamiento del carbón. Además, la generación renovable contribuye a reducir la dependencia energética del exterior, que en 2015 alcanzó el 72,8%, veinte puntos por encima de la media de la Unión Europea.