Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así han sido las relaciones entre España y Cuba durante la era de Fidel Castro

El gato que se cruzó en Moncloa ante Fidel Castro y José María Aznar no era negro. Pero auguraba uno de los peores momentos en las relaciones entre Cuba y España. Aznar impulsó la llamada "Posición Común" de la Unión Europea para forzar la democratización de Cuba, y Fidel llegó a compararle con Hitler: "Este señor Aznarcito, el Fuhrercito". Hijo de padre gallego, Castro mantuvo siempre una compleja relación con la ‘madre patria’. Del antagonismo con Franco pasó a la amistad con el rey Juan Carlos. “No soy monáquico, soy Juancarlista”, dijo en varias ocasiones. "Deseo saludar al pueblo español, y agradezco que pueda hoy hablar aquí en español y no en inglés”. En líneas generales, el entendimiento de Fidel con los gobiernos socialistas se deterioró con los ejecutivos del PP. Y la situación continuó cuando cedió el poder a su hermano Raúl. En 2012, el presidente de Nuevas Generaciones de los populares era juzgado y condenado tras sufrir un accidente de tráfico en Cuba, en el que murió el conocidodisidente cubano Oswaldo Payá. Tras tensas negociaciones, se consiguió la repatriación a España de Carromero. Los intensos vínculos económicos y afectivos entre Cuba y España siguen sin reflejarse entre sus gobiernos. Raúl Castro dio plantón al Ministro de Exteriores, García Margallo, antes de reunirse finalmente con él en mayo pasado. Y, sin embargo, recibía mientras tanto en La Habana al ex presidente Zapatero.