Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El sueño canadiense: de refugiado a ministro

Ahmed Hussen representa el sueño canadiense. El nuevo ministro de inmigración del gobierno del carismático Justin Trudeau es un refugiado somalí. Llegó a Canadá en 1993, huyendo de la guerra en su país. Tenía sólo 16 años y como reconoce ahora con 40, tenía claro que no podía desaprovechar la oportunidad. Se convirtió en abogado experto en inmigración y en un reconocido activista. Hace dos años ya hizo historia al ser elegido diputado del parlamento canadiense. En un momento en el que la xenofobia aumenta en mucho países, Canadá abre los brazos a los refugiados. En 2016 acogió a 300.000; una cifra récord que el ahora nuevo ministro de inmigración quiere que se repita cada año.