Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El reconocimiento facial de Facebook sigue provocando polémica por la privacidad

La herramienta de reconocimiento facial que usa Facebook para etiquetar las fotos que cuelgan los usuarios ha levantado mucha polémica entre las organizaciones y entes que protegen la privacidad.ARchivo

Alemania pidió la retirada de la herramienta que analiza fotografías y etiquetarlas, mientras que en España, IMAdvisory, empresa de consultoría jurídica, propone "auditorias permanentes" a la red social.

La empresa de conservación de información y asesoramiento Information Management Advisory (IMAdvisory) propone "auditorias permanentes" para controlar actividades como las de estas empresas.
La privacidad y los datos personales se han convertido en un activo muy valioso en la Red. Los 'hackers' intentan robar los datos y las empresas utilizarlos para sus propios fines.
Los usuarios se encuentran en muchas ocasiones expuestos al uso de sus datos sin posibilidades de acción en contra. En el caso de los 'hackers', los sistemas de seguridad son el mecanismo de acción más efectivo, para las empresas, la ley es el principal azote.
En este sentido, la falta de una legislación común provoca que en muchas ocasiones los servicios se encuentren en un limbo legal que hace que en uno países sea ilegal y en otro se tengan dudas. Es el caso del reconocimiento Facial de Facebook.
La red social utiliza sistemas biométricos para identificar a los usuarios. Se trata de un sistema utilizado hasta ahora por las fuerzas de seguridad para perseguir delincuentes y terroristas. El sistema analiza nariz, boca, frente y párpados. Junto a la etiqueta del usuario, es capaz de realizar un retrato robot de millones de personas.
Este tipo de sistemas que analizan fotografías son utilizados normalmente por cuerpos de seguridad para garantizar eventos multitudinarios como partidos de fútbol o conciertos. Sin embargo, esta herramienta también ha pasado a ser utilizada por Facebook, propietaria de las 3.000 millones de fotos que los usuarios suben a diario.
La polémica sobre el servicio no ha tardado en aparecer. Alemania ya ha reclamado que la compañía suspenda este proyecto por considerarlo contrario a la legislación federal y europea en materia de Protección de Datos de carácter personal.
Desde IMAdvisory, empresa especializada en el asesoramiento jurídico para empresas, aseguran que si esta práctica vulnera la ley europea, también lo hace con la Ley española de Protección de Datos. Sin embargo, por el momento no se ha solicitado la cancelación del sistema en territorio nacional.
Para luchar contra este tipo de situaciones, IMAdvisory propone "auditorias permanentes para garantizar el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos". Con esta medida, las empresas podría utilizar todos sus servicios en un marco legitimado de legalidad y los usuarios tendrían la seguridad de que los productos y servicios respetan su privacidad y cumplen con las normas establecidas.