Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El recibo de la luz subirá un 9,8 por ciento en enero y el gas un 3,9

La Tarifa de Ultimo Recurso (TUR) de la luz subirá un 9,8% en enero para cerca de 24 millones de usuarios, ha anunciado el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, en una rueda de prensa tras la reunión de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos.
En cuanto a las tarifas de gas, el Gobierno ha fijado en el 3,9% el incremento medio. Este porcentaje queda desglosado a razón de un 4,14% para los consumidores de T1, sin calefacción, y del 3,87% para los de la T2, con mayor consumo.
Estas subidas suponen un incremento medio de 3,2 euros al mes para un consumidor medio de electricidad, o de 38,4 euros al año, mientras que, en el caso del gas, el incremento para la T1 es de 0,56 euros al mes y, para los de la T2, de 1,66 euros al mes.
Este incremento es el resultado de la congelación por parte del Ejecutivo de la tarifa de acceso, que tiene un peso cercano al 50% en la TUR y que recoge los costes regulados del sistema, así como de la traslación a la tarifa final del precio de la energía en los mercados internacionales.
Marín ha explicado que la subida del coste de la energía responde a tres variables, entre ellas "una subida de la energía en general" que presiona "cuatro puntos" al alza. "Nuestro 'pool' arroja aún de media precios inferiores a otros mercados, entre un 30% por debajo de Alemania y 50% por debajo de Italia, por lo que el mercado está funcionando bien", ha afirmado.
Otros tres puntos de incremento responden a un cambio en las pautas de consumo en los últimos meses, o a un "desplazamiento del valle a la punta en la demanda", ha indicado Marín, que también ha explicado que otros tres puntos responden a la aplicación del real decreto del carbón.
Marín ha recordado que los consumidores acogidos al bono social no experimentarán ningún incremento en su tarifa hasta 2013. Al bono social se acogen los consumidores con potencias inferiores a 3 kilovatios (kW), familias numerosas, familias con todos los miembros en paro y pensiones mínimas.

En total, hay cinco millones de potenciales usuarios del bono social y, para que todos ellos conozcan esta prestación, el Gobierno emprenderá una campaña informativa durante 2011, ha explicado el secretario de Estado de Energía.
Marín ha indicado además que, desde que se liberalizó el mercado, siete millones de hogares han decidido ya abandonar la TUR y contratar el suministro eléctrico en el mercado libre.