Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las protestas contra el Gobierno de Micheletti dejan al menos 26 heridos y 88 detenidos

La crisis política en Honduras parece no encontrar un final pacífico pese a los diversos intentos. Las protestas llevadas a cabo este jueves contra el Gobierno 'de facto' de Honduras, como un acto más de protesta por el golpe de Estado, han concluido en las inmediaciones de la capital con 26 heridos, entre ellos un hombre alcanzado por una bala, y 88 detenidos, en un ambiente de enfrentamientos entre policías y seguidores del presidente depuesto, Manuel Zelaya.
El herido de bala fue identificado como el profesor Roger Vallejo, según informaciones de los medios locales. Los informes preliminares del Hospital Escuela, donde fue ingresado, revelaron que el hombre tiene una herida producida por una bala calibre 9 milímetros en la sien derecha y su pronóstico es "reservado", indicó el diario 'La Tribuna'.
Además, entre los detenidos figuran el candidato presidencial Carlos H. Reyes, el sindicalista Juan Barahona, líder del Frente Nacional contra el golpe de Estado.
Gases lacrimógenos
La Policía, ayudada de soldados, empleó gases lacrimógenos contra los manifestantes, contra quienes también disparó con mangueras de agua. Los simpatizantes de Zelaya bloqueaban la carretera que une Tegucigalpa con San Pedro de Sula.
El portavoz de la Policía Nacional, Daniel Molina, ha explicado que la orden recibida fue "desalojar las vías públicas". "Es una orden constitucional que tenemos que cumplir", afirmó.
Zelaya acusará de lesa humanidad

Mientars, el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, ha anunciado desde Nicaragua que acusará ante la Corte Penal Internacional al nuevo gobernante de su país, Roberto Micheletti, y al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Romeo Vásquez, de delitos de lesa humanidad.
Zelaya ha explicado en una rueda de prensa que interpondrá esa acusación en las "próximas horas" y que la demanda incluye a los miembros de la Junta de Comandantes de las Fuerzas Armadas de Honduras, a la directiva del Congreso, al fiscal Luis Rubí y al magistrado Tomás Arita, entre otros.