Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro tailandés promete restaurar "la ley y el orden"

El primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva, ha garantizado que no existe ningún tipo de discrepancias dentro de la cúpula del Ejecutivo y que cuenta con el apoyo total de las fuerzas y cuerpos de seguridad tailandeses en un discurso televisado. Vejjajiva ha garantizado en ese discurso la "unidad del Gobierno" y ha transmitido la promesa de "restaurar la ley y el orden".
Flanqueado por los principales ministros de su Gobierno, el primer ministro tailandés ha declarado que "el Gobierno todavía goza de una fuerte unidad" y se ha considerado "preparado para hacer cumplir la promesa de restaurar la ley y el orden", para poner fin a las manifestaciones organizadas por simpatizantes del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado en 2006 mediante un golpe de Estado incruento.
El Gobierno de Tailandia declaraba este domingo el estado de excepción en Bangkok y en los alrededores de la capital después de que las protestas antigubernamentales obligaran a suspender este pasado sábado, la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).
La intensidad de las protestas ha sido tal que el propio Abhisit se ha visto obligado a escapar en un automóvil de la sede del Ministerio del Interior, que acababa de ser ocupada por medio centenar de manifestantes poco después de que el jefe del Ejecutivo anunciara el estado de excepción. El primer ministro sólo sufrió heridas leves en un brazo
Camisas rojas
Los camisas rojas buscan la caída del Gobierno. Por eso,uno de los más destacados cabecillas de los manifestantes antigubernamentales ha pedido a los seguidores de las provincias de Tailandia que se dirijan a Bangkok, la capital.
Jatuporn Promphan ha señalado mediante un mensaje radiofónico que son afines al ex mandatario Thaksin Shinawatra. Además han señalado que el estado de derecho no rige ya en Tailandia y que los "camisetas rojas" tienen que echar abajo al Gobierno del primer ministro Abhisit Vejjajiva.
Estado de excepción
En un comunicado, el Gobierno indicaba que la Policía y Ejército se encargarían de aplicar las normas que conlleva el estado de excepción.
Este decreto prohíbe las reuniones de mas de cinco personas y las concentraciones públicas que las autoridades consideren que pueden suponer una amenaza para el orden público.
Esta declaración ha llegado un día después de que varios cientos de detractores del Gobierno asaltaran la sede de la Cumbre asiática, y forzaran su cancelación.