Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El presidente de Melilla pide colaboración a los musulmanes contra el terrorismo yihadista

Presidente de Melillacuatro.com

El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda, ha pedido a las asociaciones de musulmanes que colaboren en la lucha contra el terrorismo yihadista y que ayuden a trasladar el mensaje "constitucional" y los principios y valores de la Carta Magna a la sociedad.

El presidente autonómico ha participado en unas jornadas organizadas por el PP 'Libertad y Seguridad', donde ha abogado por hacer "pedagogía" para que las asociaciones musulmanas se adentren en el debate y la lucha antiterrorista. Además, ha apostado por elaborar "políticas nacionales" que velen por una integración de los inmigrantes basada en principios constitucionales como la libertad y la igualdad.
En este sentido, ha recalcado que los propios musulmanes tienen "mucho miedo" porque son los primeros que sufren atentados. Por este motivo, ve necesario que sean los propios creyentes islámicos los que rechacen y critiquen las agresiones causadas por el fanatismo y el yihadismo.
"No queremos que te conviertas, pero sí que nos ayudes a combatir el fenómeno fundamentalista radical", es el mensaje que Imbroda quiere enviar a toda la comunidad islámica, insistiendo en que los principios y valores de la Constitución están "por encima": "La religión para las mezquitas y el espacio público para el orden civil", ha apostillado.
Imbroda también ha hablado del fenómeno de la inmigración y su repercusión en Melilla y ha pedido una política de Estado y a nivel europeo para afrontar este fenómeno: "No son sólo los 5.000 que han entrado, son los cientos de miles que lo han intentado", ha afirmado, para después añadir que debido a que el interés general es importante, en ocasiones "hay que ponerse desagradable" para combatir la inmigración ilegal.
Asimismo, sostiene que "a veces" la imagen de "desgraciado" que tienen muchos inmigrantes "no se corresponde con la realidad o puede estar contaminada": "Hay que saber quién entra por la ventana a tu casa, quién es y a qué viene", ha manifestado, apostando por políticas basadas en fomentar la seguridad en este sentido.