Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presidenta del Parlamento vasco cree que los obispos van "de la mano" del PNV

La presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, ha lamentado que los obispos de Guipúzcoa hayan "confundido" lo que es "su vocación", tras su rechazo el martes al nombramiento de José Ignacio Munilla como obispo de San Sebastián, ya que, a su juicio, se han dedicado ha hacer política "de la mano" del Partido Nacionalista Vasco (PNV).
Para ella, el documento escrito por el clero guipuzcoano en repulsa al nuevo nombramiento contiene "auténticas barbaridades" y aseguró, en declaraciones a Onda Cero, que le produce una "profunda y tremenda tristeza" porque Munilla es un sacerdote que "dice lo que dice la Iglesia" y que "no se inventa nada".
Asimismo, calificó de "curioso" el hecho de que no hayan remitido la carta al Vaticano y sí lo hayan hecho a los medios de comunicación, al tiempo que subrayó que la designación de Munilla pone de manifiesto "algo que todos, y también la Iglesia, sabíamos que estaba mal" ya que estaba siendo "muy difícil" ser "católico" en el País Vasco.
Lo afrontará sin prejuicios
El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, afrontará día a día y sin ningún tipo de prejuicios la labor apostólica que sus superiores le han encomendado como nuevo prelado de la diócesis donostiarra.
Munilla, quien ha declinado pronunciarse sobre un manifiesto contrario a su designación como obispo de San Sebastián, firmado por casi las dos terceras partes de los párrocos de Guipúzcoa, se ha expresado así a través de sus más inmediatos colaboradores.