Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El premio al mejor largometraje es para 'La ausencia', de Mama Kéïta

La película L'Absence (La ausencia), producción de Senegal y Francia, dirigida por Mama Kéita, ha resultado ganadora del griot de viento con que el VI Festival de Cine Africano de Tarifa premia al mejor largometraje de ficción. Esta película cuenta la historia de Adama, un brillante estudiante senegalés que ha hecho su carrera en Francia. Después de quince años sin volver a su país, Adama regresa precipitadamente a Senegal cuando recibe un telegrama avisándole de que su abuela está muy mal. Su breve estancia hará resurgir un drama familiar que parecía olvidado.
El jurado de largometrajes y cortos de ficción ha estado presidido por Manuel Pérez Estremera, ex director del Festival de Cine de San Sebastián. Completaban el jurado el cineasta senegalés Clarence Delgado; la actriz marroquí de origen marroquí y vecina de Algeciras Farah Hamed; el director de cine español Santiago Zannou, y el cineasta francés Gérard Le Chêne.
El griot de arcilla a la mejor dirección ha recaído en Karin Albou, directora de la película Le chant des Mariées (El canto de las novias), producción de Túnez y Francia que narra la historia de dos niñas amigas, una musulmana y otra judía durante la ocupación nazi del Túnez francés en 1942.
El premio a la mejor actriz ha sido para la sudafricana de once años, Sobahle Mkhabase, por su papel de la niña Thembi en la película Izulu lami (Mi sueño secreto), del director Madoda Ncayiyana. Esta pequeña actriz no tiene experiencia y fue seleccionada en un casting al que se presentaron más de 3.000 niños de la ciudad de Durban. La película también ha recibido el premio del público. El premio al mejor actor ha sido para Lionel Newton, por su interpretación del tío Treppie en la película Triomf, de Michael Raeburn, de Sudáfrica.
El griot de ébano al mejor documental africano ha sido para J'ai tan aimé... (He amado tanto), de Dalila Ennadre, una coproducción de Marruecos y Francia, en la que se describe la vida de una marroquí contratada como prostituta en un burdel militar de campaña por el ejército francés y que participó en la Guerra de Indochina.