Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez preguntas y respuestas sobre la capa de ozono y las consecuencias de su destrucción

Destruímos la capa de ozono, tenemos que cambiar nuestros hábitos, cada vez hay más enfermos por el deterioro atmosférico... Día tras día aparecen noticias en los informativos sobre las consecuencias fatales para la salud de la destrucción de la capa de ozono. De enfermedades respiratorias a cánceres de piel, todo está de alguna menera provocado por el daño que se le hace al medioambiente. Pero, ¿hay solución? ¿qué se puede hacer? Estas son las preguntas y respuestas sobre la capa de ozono que la Unión Europea explica en un informe en el Día Internacional de su preservación.

1. ¿Qué es la capa de ozono?

La capa de ozono es una capa natural de gas en la superficie de la atmósfera que protege a los humanos y otros seres vivos de los rayos ultravioleta (UV) procedentes del sol. Aunque el ozono está presente en la mayoría de las zonas de la atmósfera, la mayor parte de este gas (O3) se encuentra concentrada en la estratosfera –alrededor del 90%-, en una capa que está encima de la superficie terrestre y que mide entre 10 y 50 kilómetros.

Esta capa de ozono se encarga de realizar una tarea esencial para la vida en la Tierra, pues filtra la mayor parte de la radiación UV biológicamente dañosa del sol.

2. ¿Cuáles son las causas del deterioro de la capa de ozono?

La concentración de ozono en la atmósfera varía de forma natural según la temperatura, el tiempo, la latitud y la altitud. Además, las sustancias expulsadas por fenómenos naturales, como erupciones volcánicas, pueden tener un importante impacto negativo sobre el nivel de ozono.

Además, la prueba científica muestra que ciertos productos químicos artificiales son responsables de la creación del agujero de ozono en la zona del Antártico y de las pérdidas de ozono repartidas por todas las zonas de la Tierra. Estos productos químicos son los gases industriales que han sido generados durante muchos años por una amplia gama de productos.

3. ¿Qué es el agujero de ozono?
El ozono se deteriora por la luz del sol en la estratosfera, produciendo un halógeno de átomo (ODS) -por ejemplo: el cloro o el bromo- que es el que deteriora posteriormente el ozono. La destrucción de esta capa es mayor en el Polo Sur, donde las temperaturas son tan bajas en la estratosfera durante el invierno que se crean nubes polares estratosféricas. Los cristales de hielo formados en estas nubes proporcionan una gran superficie para reacciones químicas, acelerando los ciclos catalíticos. En la destrucción de ozono está implicada la luz del sol, un proceso que se intensifica durante el tiempo de primavera, cuando los niveles de radiación solar afecta a las nubes más altas.

En el Polo Sur, la capa está agujereada y ahí es por donde acceden más radiaciones solares. Esto ocurre principalmente a finales de invierno y a principios de la primavera. Es decir, entre los meses de noviembre y agosto.
Por norma general, el daño máximo ocurre a principios de octubre cuando el ozono es destruido por completo y en áreas más grandes. Este agotamiento crea el conocido ‘agujero de ozono’, un deterioro que se muestra en la zona del Antártico y donde se puede visualizar claramente, desde las imágenes proporcionadas por los satélites, un agujero de grandes dimensiones.

Aunque las pérdidas de ozono sean menos radicales en el hemisferio norte, el deterioro significativo de la capa de ozono también se puede observar sobre el Ártico y Europa. Un deterioro que es más grave en la Antártida debido a que el Ártico posee unas condiciones climatológicas que varían constantemente de año en año.

4. ¿Cómo daña a nuestra salud el deterioro de la capa de ozono?

La radiación ultravioleta ha ido aumentando significativamente hasta alcanzar unos niveles muy altos en la superficie terrestre. Una subida de UV que es totalmente perjudicial para la salud.

Los efectos negativos pueden provocar un gran número de diferentes tipos de cánceres en la piel, pueden ocasionar cataratas o cualquier tipo de deficiencia inmune. La constante penetración de UV genera que el nivel de ozono que hay en la Tierra pueda causar, además, cualquier tipo de enfermedades respiratorias.

5. ¿Cuáles son los efectos ambientales de agotamiento de ozono?

Los rayos ultravioleta afectan los ecosistemas terrestres y acuáticos; cambiando el crecimiento, las cadenas alimenticias y los ciclos bioquímicos.

En particular, la vida acuática que se desarrolla debajo del agua, que también forma parte de la cadena alimentaria, es la más afectada por los altos niveles de radiación UV.  También tiene efectos adversos sobre el crecimiento de las plantas, reduciendo la productividad agrícola.

Por último, el deterioro de la capa de ozono también cambia la distribución de temperaturas en la atmósfera, causando una variedad de impactos ambientales y climáticos.

6. ¿Cuáles son los efectos económicos del deterioro de la capa de ozono?

El impacto económico más importante generado por la radiación de UV es, sin duda, el dinero que destinan los seres humanos para mejorar su salud. Los gastos médicos son altísimos si tenemos en cuenta los millones de casos que existen de cánceres de piel y cataratas en los ojos.

7. ¿Se recuperará la capa de ozono?

A pesar de las regulaciones existentes, se mantiene un agotamiento importante en la capa de ozono. Esto es porque una vez liberado, el gas generado por compuestos químicos permanece en la atmósfera durante muchos años y sigue causando daño. Sin embargo, los primeros signos de recuperación de la capa de ozono son visibles puesto que en el último informe se explica que desde el año 2000 (cuando alcanzó su máximo histórico con 25 millones de kilómetros cuadrados) el agujero antártico se ha reducido en 4 millones de kilómetros cuadrados (es decir, más o menos la superficie de la Unión Europea sin Reino Unido).

Sin embargo, es improbable que la capa de ozono se recupere totalmente antes de la segunda mitad del siglo.

8. ¿Qué puedes hacer para proteger la capa de ozono?

Aquí hay algunas de cosas prácticas que se pueden hacer para ayudar a proteger a la capa de ozono:

Hay que asegurarse de que los viejos refrigeradores y aparatos de aire sean eliminados de forma segura, llevándolos siempre a un sitio donde puedan ser reciclados. También hay que asegurarse de que los técnicos que reparan su refrigerador o el aparato del aire acondicionado recupera y recicla los viejos elementos, sino los gases químicos serán liberados en la atmósfera.
Otra cosa que hay que tener en cuenta es cuando renuevas la casa, en ese momento hay que asegurarse de que el dispositivo que contenga este tipo de gases quede totalmente eliminado ya que puede ser ecológicamente muy peligroso. Además, debe informarse sobre el deterioro de la capa de ozono y concienciar a los más jóvenes del problema que existe actualmente y cómo poder solucionarlo.
9. ¿Cómo me puedo proteger de la radiación ultravioleta?

Los factores de riesgo dependen del tipo de la piel, de la quemadura durante la niñez y la exposición que una persona realice ante el sol, si es de forma intensa o no.

Lo que hay que intentar es realizar algunos cambios en los hábitos de vida. Por ejemplo, no hay que exponerse durante las vacaciones de manera constante a la luz del sol fuerte, pues es el principal responsable de un aumento de cánceres malignos de la piel.

Para reducir al mínimo el riesgo de contraer el cáncer, la piel debe estar cubierta con ropa o con una crema de sol con la graduación conveniente, llevar un sombrero y lleva gafas de sol certificadas por UV para proteger los ojos.

10. ¿En cuanto a los efectos positivos de radiación de UV?

Mientras una cantidad elevada de radiación de UV es mala para la salud humana, una poca exposición también puede tener efectos relacionados, por ejemplo, con la producción de vitamina D.

 El bajo suministro de vitamina D es la causa de un número de enfermedades como la osteoporosis, osteomalacia -el ablandamiento de los huesos-, el raquitismo o problemas cardiovasculares. La gente de piel morena es vulnerable a una disminución en la radiación de UV natural. Sin embargo, la mayoría de la gente consigue la exposición adecuada a la radiación de UV en sus vidas diarias. Para la gente sana, no hay ninguna razón médica de buscar la exposición adicional.