Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tres porteros del "caso Ussía" serán juzgados por homicidio

Antonio Sánchez, el único detenido por el denominado "caso Ussía" y que se encuentra en prisión sin fianza, será juzgado por un delito de homicidio, mientras que los otros dos implicados, David Alonso y David Sancio, serán juzgados por delito de homicidio en concepto de cooperadores necesarios.
La titular del juzgado de Instrucción número 43, María del Coro Cillán, ha decretado la apertura del juicio oral, que será llevado a cabo con Jurado popular, y que podría celebrarse en el mes de septiembre, ha afirmado el abogado de la acusación, Pedro Colina. "El día de hoy no supone nada para la familia de Álvaro Ussía", ha dicho Colina, quien ha señalado que tanto la madre como los hermanos del fallecido desean que el juicio se celebre cuanto antes. Aunque será "el peor momento" para ellos, pues quieren que se termine todo para "pasar página", ha comentado el letrado.
El Ministerio Fiscal, la acusación particular que representa a la familia de Álvaro Ussía, y la popular, ejercida por la Asociación Sandra Palo para la Defensa de las Libertades, piden 15 años de cárcel para Antonio Sánchez, alias 'Pitoño' como autor de un delito de homicidio con agravante de abuso de superioridad. Para los otros dos procesados, David Alonso y David Sancio, piden 13 años de prisión como cooperadores necesarios en la muerte de Ussía y también con el agravante de abuso de superioridad.
La jueza ha denegado en su auto el sobreseimiento de la causa contra los tres acusados, tal y como pedían los abogados de la defensa, así como la realización de nuevas pruebas toxicológicas y de sangre, ya que, según su auto, carece "objetivamente del más mínimo interés y relevancia" para el fin de la prueba en la fase sumarial.
El suceso ocurrió el 15 de noviembre de 2008, a la salida de la discoteca "El Balcón de Rosales" cuando, según el auto de apertura del juicio oral, Álvaro Ussía, a consecuencia de un leve incidente, fue expulsado de dicho local. Una vez en el exterior se inició un cruce de insultos entre Ussía y los tres acusados, y Antonio Sánchez, valiéndose de una zancadilla, tiró a Álvaro al suelo boca arriba.
Luego se arrojó fuertemente sobre él, tirándose de rodillas sobre su pecho y manteniéndose así mientras le seguía golpeando, lo que le provocó una rotura traumática del corazón. Álvaro Ussía fue asistido por el Samur y trasladado al Hospital Clínico San Carlos, donde falleció a las 7 de la mañana por la citada lesión cardiaca.