Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos cuatro policías muertos en un atentado suicida en Chechenia

Atentado en ChecheniaReuters
Al menos cuatro policías han muerto y otro más ha resultado herido en el atentado suicida ocurrido este martes por la mañana en el distrito de Shali, en la región separatista rusa de Chechenia.
"Un terrorista suicida se acercó a los cinco agentes que estaban esperando que se limpiara su vehículo en un lavacoches y activó el artefacto explosivo de fabricación casera, escondido entre sus ropas", han relatado fuentes policiales a una agencia rusa. Cuatro agentes murieron en el acto y el quinto ha sido ingresado con heridas graves.
El atentado ha tenido lugar en la localidad de Meskert-Yourt situada a unos 20 kilómetros de Grozni, la capital regional. Este viernes cuatro policías han fallecido en dos atentados suicidas cometidos por terroristas en bicicletas en la misma zona.
Piden la muerte de Zakayev
Entretanto, los rebeldes chechenos han hecho un llamamiento este martes a asesinar al importante dirigente separatista Ajmed Zakayev, al que acusan de haber abandonado el Islam reconociendo la legitimidad del gobierno checheno respaldado por el Kremlin. Zakayev, que vive en Londres, representa el ala moderada de los separatistas.
Zakayev se enfrentó a Rusia como comandante rebelde en dos guerras entre 1994 y 2000. Después de que Rusia recuperó el control de la provincia, huyó a Europa y actuó como enviado oficial de los rebeldes hasta 2007. Rusia ha intentado extraditar a Zakayev por trece presuntos delitos incluido secuestro y asesinato, pero un tribunal británico rechazó la solicitud en 2003, desencadenando una disputa diplomática.
El presidente checheno, Ramzan Kadirov, afirmó el mes pasado que daría la bienvenida al regreso de Zakayev y posiblemente le ofrecería un puesto en el Ministerio de Cultura regional, pero no hay indicios de que Rusia esté dispuesta a abandonar los cargos contra él.