Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ola de frío polar remite pero aún se espera nieve, lluvias y vientos

La ola de frío polar va remitiendo aunque todavía la lluvia, la nieve y los fuertes vientos mantienen a nueve comunidades en alerta naranja, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
En concreto, el oeste de Andalucía, Extremadura, buena parte de Castilla-La Mancha y Canarias se ve afectada por el viento y la lluvia, mientras que en Madrid, Castilla y León, Asturias, Cantabria y Aragón continúan en alerta por nieve.
En este caso, la alerta por nieve afecta a la cordillera y en los Picos de Europa, en Cantabria, donde se acumulan hasta veinticinco centímetros, mientras que en la zona suroccidental asturiana ronda los 10 centímetros, al igual que en Castilla y León, en León, Palencia, este de Segovia y Ávila. También, en la provincia de Huesca nieva hasta los veinte centímetros en el Pirineo oscense.
Canarias se encuentra en situación de alerta naranja, con zonas de alerta amarilla, por fuertes vientos y trombas de agua de hasta 120 litros por metro cuadrado en doce horas.
Alerta amarilla
Con riesgo amarillo se mantienen las zonas cercanas a las de 'riesgo importante': En la Rioja, asimismo, hay nevadas de diez centímetros en la ibérica riojana, y rachas de viento de 90 kilómetros por hora; en Navarra, en el Pirineo navarro, nevadas de hasta diez centímetros, así como viento de 90 kilómetros por hora tanto en el Pirineo como en la zona centro.
En esta línea, Alicante, Murcia, por vientos de 70 kilómetros por hora; Baleares por fuertes olas y vientos; en Extremadura, por lluvias de 30 litros por metro cuadrado y vientos de 70 kilómetros por hora; así como en Baleares, con riesgos costeros. Además, el archipiélago canario registra lluvias de 30 litros por metro cuadrado, vientos de 95 kilómetros por hora, y riesgos costeros.
De esta forma, se registran lluvias persistentes o localmente fuertes en el suroeste de la Península y Canarias, así como nevadas en zonas de la mitad norte peninsular y rachas de viento muy fuertes en el litoral andaluz, zonas montañosas de la Península y Canarias.
Más coches averiados de lo normal
Unos 30.000 conductores necesitaron asistencia mecánica en carretera en toda España debido al temporal de frío y nieve, siendo el día del año que más usuarios requirieron este servicio, según cálculos del RACC.
Este club automovilístico señala que la asistencia media diaria es de 12.500 vehículos. El RACC explica que "el frío, la humedad y las bajas temperaturas afectan especialmente al sistema eléctrico", siendo la batería la principal fuente de problemas, presente en el 42 por ciento de los casos.
En segundo lugar, con el 14,7 por ciento de las incidencias, se encuentran las ruedas y los sistemas de dirección, suspensión y frenos. El tercer lugar es ocupado por los componentes mecánicos del motor (cadena de distribución, bomba de aceite), con un 13,6 por ciento de los casos.
En Londres continúan los problemas
La nieve y el hielo mantienen alterados los viajes de miles de personas en el Reino Unido, donde se han producido algunos accidentes de carretera, uno de ellos en Inglaterra, donde dos personas murieron y 47 resultaron heridas.
Mientras, hay retrasos de vuelos en los aeropuertos de Luton, Gatwick y Heathrow (Londres), y en los escoceses de Glasgow y Edimburgo, pero estas terminales piden a los pasajeros que se pongan en contacto con sus aerolíneas sobre la situación de sus viajes.
British Airways (BA) ha informado que la neblina en Heathrow le obligó a cancelar algunos vuelos de corta distancia, pero no hay problemas en los que operan desde el aeropuerto de Gatwick.
En Escocia, las temperaturas han descendido considerablemente, en algunos casos hasta 16 grados centígrados bajo cero. En Londres, las temperaturas han llegado a bajar hasta seis grados bajo cero, en tanto que en el condado de Hampshire (sur de Inglaterra), una de las zonas más castigadas por el temporal, las temperaturas descendieron hasta 10 grados bajo cero.