Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 79% de la población española respira aire perjudicial para la salud

La contaminación del pantano de FlixNoticias Cuatro/ CNN +
A pesar de la gravedad de la situación, las administraciones no están adoptando las medidas necesarias para solventar este problema, que provoca al año 16.000 muertes en España, y 400.000 en toda Europa, según los datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.
El informe señala que en 2009 continúa la tendencia de ligera mejoría ya iniciada en 2008, sobre todo por el efecto de la crisis, es decir, por razones coyunturales más que por la aplicación de medidas planificadas y orientadas a reducir esta contaminación.
Por otro lado, según el portavoz de Ecologistas en Acción, Paco Segura, el estudio revela que la reducción de la movilidad originada por la crisis, ha provocado una caída del 5,1% en el consumo de combustibles, y un 4,2% menos de tráfico en las ciudades, así como un descenso del 18% en la venta de vehículos, pero un aumento del 42% en las ventas de coches "más pequeños, menos contaminantes y más eficientes". En esta misma línea, la disminución del consumo eléctrico ha hecho que se utilicen más fuentes renovables y un 13% menos las centrales térmicas. A esta mejoría también ha ayudado la meteorología que, al ser más inestable, ha favorecido la dispersión de los contaminantes.
Por ámbitos geográficos, las ciudades más contaminadas son Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao, así como los grandes polígonos industriales. De este modo, según los datos se estima que en estas ciudades mueren al año 1,4 personas por cada 100.000 habitantes a corto plazo y 2,8 muertes prematuras por cada 10.000 habitantes en un periodo de hasta 40 días tras la exposición. A largo plazo, la cifra se eleva a 68 fallecidos por cada 100.000 habitantes.
En cuanto a las soluciones, desde Ecologistas en Acción se aboga por el fomento de la movilidad urbana, favoreciendo al peatón y a la bicicleta, mejorando el transporte público e introduciendo nuevos medios de transporte colectivo poco utilizados en la actualidad, como el tranvía.