Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 714 personas fueron ejecutadas "legalmente" en 18 países el pasado año

Silla eléctricaReuters
Al menos 714 personas fueron ejecutadas "legalmente" en 18 países el año pasado, según ha informado Amnistía Internacional (AI), que ha desafiado a las autoridades chinas a revelar el número de personas condenadas a muerte y ejecutadas en el país, con motivo de la publicación de su informe sobre la pena de muerte en el mundo en 2009. Asimismo, Irán, Iraq, Arabia Saudí y EEUU son los países que reconocen más ejecuciones.
El informe, titulado "Condenas a muerte y ejecuciones en 2009", recoge que al menos 2.001 personas fueron condenadas a muerte en 56 estados el año pasado, además de las 714 que fueron ejecutadas oficialmente. Sin embargo, estos datos no incluyen los varios miles de ejecuciones que, según Amnistía, se llevaron a cabo con toda probabilidad en China, donde la información sobre la pena de muerte sigue siendo secreto de Estado.
Para evidenciar la falta de transparencia de China, Amnistía ha decidido no publicar sus propios datos mínimos sobre condenas a muerte y ejecuciones en el país durante el año pasado, ya que considera que la información que existe a disposición del público refleja muy por debajo el verdadero número de personas que China ha matado o condenado a morir.
Países ejecutores
La investigación de AI demuestra que los países que todavía realizan ejecuciones son la excepción y no la norma. Asimismo, añade que además de China, los principales Estados ejecutores han sido Irán (con un mínimo de 388 ejecuciones), Iraq (120), Arabia Saudí (69) y Estados Unidos (52).
Además, Amnistía subraya que la pena capital se aplicó profusamente en China, Irán y Sudán durante el año pasado para enviar mensajes políticos, acallar a la oposición o promover programas políticos.
No obstante, Amnistía recalca que el mundo prosiguió el añado pasado su avance hacia la abolición de la pena de muerte, ya que el número de países que eliminaron por completo la pena capital de su legislación, se elevó a 95. Mientras, en Europa no se ha registrado ninguna ejecución.